La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, sostuvo que “todo indica” que gobierno de Mauricio Macri brindó materiales bélicos que se utilizaron en la represión que ocurrió durante el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales en Bolivia. Por esta razón, afirmó que su antecesora en el puesto, Patricia Bullrich, deberá “responder ante la Justicia" por el envío de armas a ese país en noviembre de 2019.

Frederic consideró que la exministra “desvía la discusión” para evitar explicar “por qué envió al Grupo Alacrán (de Gendarmería) y 70 mil municiones que se usaron para reprimir al pueblo boliviano en un golpe de Estado".

En esa línea, la funcionaria subrayó que esos artefactos no tienen autorización de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac)" y que de ese total de 70 mil municiones envíadas, “40.000 fueron a las Fuerzas Armadas de Bolivia

De esta manera, “todo indica que fueron utilizadas para reprimir al pueblo boliviano en el peor de conflicto y del violencia del contexto político del golpe". Además, Frederic remarcó que "no tiene sentido enviar material antitumulto con el Grupo Alacrán” para defender la Embajada Argentina en Bolivia, como argumentó Bullrich: “tiene sentido hacerlo con un grupo antidisturbios", subrayó la actual jefa de la Cartera de Seguridad.

"La Gendarmería tiene para eso grupos especiales entrenados para tal fin, y la cantidad mínima de esas secciones son 36 efectivos, y con 11, como se envió a Bolivia, no hubieran podido hacer nada. Hay una fuerte discrepancia entre el uso de las municiones enviadas y el personal que fue destinado a Bolivia", puntualizó en declaraciones a radio Futurock.

La defensa de Bullrich

Los dichos de la ministra fueron una respuesta a las declaraciones de Bullrich, quien ayer reconoció el envío de material represivo a Bolivia en una carta que publicó en sus redes. Sin embargo, aseguró que su uso era para “ejercicios de entrenamiento”. También afirmó que en realidad era Frederic quien tenía informar por qué no controló el regreso de esos pertrechos en aquel momento.

Para la referente de Juntos por el Cambio, todas las acciones que se realizaron entre el 11 y 12 de noviembre fueron en conjunto con la gestión del Frente de Todos ya que se encontraban “en plena transición” de gobierno. Y que a su vuelta al país, en julio de 2020, el equipo de Gendarmería Nacional elaboró su informe correspondiente.

"Desde el regreso del Grupo 'Alacrán' y el informe producido por la Gendarmería respecto del material empleado, ha transcurrido nada menos que un año, también durante vuestra gestión. Por tanto, las autoridades de vuestro gobierno tuvieron un año y siete meses para controlar a los efectivos que estaban prestando funciones en el Estado Plurinacional de Bolivia y después pedir cuentas del material empleado”, argumentó la actual jefa del PRO.

Bullrich señaló además que desde Cambiemos en todo momento se apoyó la democracia del continente y recordó que “la renuncia” del presidente Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019, “aumentó los disturbios que se estaban registrando ya en el Estado Plurinacional de Bolivia con motivo del intento del citado mandatario de una nueva reelección y las acusaciones de fraude electoral y posterior anulación de las elecciones”.

Por lo tanto, para la exministra el gobierno de Mauricio Macri simplemente cumplió con su deber de resguardar la Embajada Argentina en Bolivia, que también alcanzó al Embajador, al personal diplomático y a dos ministros renunciantes del gobierno del señor Evo Morales: el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la ministra de Planificación, Mariana Prado Noya.

Carta completa de Patricia Bullrich