El gremio de Sanidad confirmó que las urgencias en establecimientos de salud serán atendidas más allá de las medidas de fuerza que se anunciaron para este jueves y el viernes debido a un conflicto salarial. Las mismas comenzarán con asambleas en los lugares de trabajo y en el cierre de la semana habrá un paro de 3 horas por turno. De no haber una respuesta al requerimiento paritario el martes 30 activarán una huelga por 24 horas.

Héctor Daer, adjunto la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa), sostuvo que el plan de lucha que llevarán adelante obedece a la Paritaria 2020, pendiente desde hace 8 meses. En esos términos dijo que los trabajadores que representa vienen cumpliendo su labor en pandemia con "profesionalismo, vocación y muchas veces sin descanso".


Ante la consulta de BAE Negocios el sindicalista recordó que la puja paritaria viene desde julio del año pasado, y graficó que se trata de "una discusión abierta y sin final, no sobre un aumento porque apenas se trata de una recomposición de los salarios ante la pérdida del poder adquisitivo".

"Somos trabajadores que cumplimos nuestras obligaciones y muchos de nuestros compañeros se contagiaron Covid, mientras que otros ya no están porque fallecieron en su función laboral", señaló.

El punto más alto de malestar expuesto tuvo lugar cuando no llegó a hacerse efectivo el decreto que disponía el transporte público gratuito para los trabajadores/as del servicio sanitario.

El capítulo que tuvo lugar hace meses, incluyó una fuerte crítica de Daer al ministro de Transporte Mario Meoni, por considerar que el funcionario nacional era el responsable de la no implementación del pasaje gratuito para los afiliados a Fatsa y el resto de los trabajadores de salud, como reseñó este diario en su oportunidad.

Números y sueldos


En la coyuntura paritaria Fatsa había reclamado un aumento del 16% a partir de abril, con rechazo de las autoridades de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS). En el gremio consideran más que un caso testigo que hayan arribado a la instancia de presentarse ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y ni siquiera en esa cartera se haya logrado una instancia de negociación.

Por su parte ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad) en su último comunicado ratificó que la cláusula de revisión correspondiente a la paritaria 2020 para el sector asistencial de Sanidad, comprendido en los Convenios Colectivos de Trabajo 122/75, 108/75, 103/75, 107/75 Y 459/06 es el detonante del conflicto.

Dentro de este marco convocaron para las 12 del jueves, en Córdoba y Azcuénaga (zona del Hospital de Clínicas de la CABA) a una asamblea que anticipan como “multitudinaria”.

Para el viernes 26 están definidos los paros de 3 horas por turno, “respetando las guardias mínimas”. “No vamos a resignar el poder de compra de nuestro salario. Hemos transitado un año muy difícil debido a la pandemia y hemos expuesto nuestra salud y la de nuestras familias para cuidar al pueblo argentino. Reclamamos una recomposición salarial inmediata.

No somos responsables por los efectos que las acciones sindicales puedan ocasionar sobre la atención de la salud en general. Continuamente instamos a dialogar de buena fe, pero nuestros salarios no son postergables”, puntualizaron el texto desde esa asociación.

Nudo político



Es público y notorio que Daer desde la CGT sostiene la adhesión al Ejecutivo Nacional antes de la asunción de Alberto Fernández en diciembre de 2019, una tesitutra que no es compartida por unanimidad en Azopardo, pero el contraste con lo referido a cuestiones "elementales" del gremio de Sanidad queda expuesta en este conflicto como en los acontecimientos que se fueron desarrollando en la emergencia por el coronavirus, según testimonian los mismos delegados de la Fatsa.

Y hay datos duros que condimentan el conflicto actual en cuanto a recursos, prestadoras, obras sociales y más. La decisión oficial de incrementar el presupuesto del PAMI por encima de otras prestaciones de salud, aflora como razón contable de restas y no sumas por decisión política en pandemia.

A punto tal que según aseguran fuentes al tanto del “debe y haber” presupuestario de las partes involucradas, las asignaciones de la obra social de jubilados y pensionados superan “por amplio margen” a un entramado siempre conflictivo como los fondos de las obras sociales sindicales.

Malestares todavía a punto de ganar superficie en directa referencia a la mesa paritaria de Fatsa ediciones 2020 y 2021.

Más notas de

Luis Autalan

La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

La pauta de las paritarias 2021 subió otro escalón y se encuentra por encima del 40%

ATE acordó con Volnovich un 43% para los trabajadores de PAMI en su paritaria 2021

Luana Volnovich destacó en el acuerdo la labor del personal a su cargo en pandemia

Docentes bonaerenses piden reabrir su paritaria

La paritaria 2021 de los educadores provinciales no tuvo adhesión unánime, Udocba rechazó el pacto

La recuperación del empleo en pandemia a ritmo muy lento

El impacto de la pandemia es potente sobre todo en el trabajo no registrado

Los empleadores optan por flexibilizar las condiciones laborales

Los empleadores optan por flexibilizar las condiciones laborales

Fijan esta semana el nuevo aumento para el personal de casas particulares

La OIT consignó que 3 de cada 4 trabajadoras se desempeña en la informalidad

Camioneros puso primera en su discusión paritaria 2021

"Hay medios de comunicación que odian a los trabajadores", reseñó Moyano

ATE pidió el regreso del IFE y los ATP para atenuar la crisis

Los índices de pobreza ameritan volver a implementar medidas urgentes, consideran los estatales (Foto: Hernán Nersesian)

La Justicia favoreció a Mercado Libre en su puja con los Moyano por encuadres

La pulseada por el encuadre de los trabajadores se detonó en pandemia

La muerte del docente Miguel Angel Díaz

Díaz, fundador de la unión de educadores bonaerenses e integrante del frente moyanista