En un nuevo intento por enfrentar la compleja situación social del país, que vive otra jornada de protesta y registra nuevos incidentes en medio de una huelga general, el presidente de  Chile, Sebastián Piñera, abrió diálogos con sus antecesores Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, mientras que los medios locales anuncian la posible visita de Alberto Fernández para la semana siguiente a su asunción presidencial en la Argentina, en lo que sería su primera visita oficial.

Piñera se reunió en su casa con los ex presidentes Lagos (2000-2006) y Frei (1994-2000) y habló por teléfono con Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y mandataria entre 2006-2010 y 2014-2018. De ninguna de las conversaciones con sus predecesores, de distinto signo político al suyo, trascendieron detalles.

Aun así, la llamada a Bachelet se dio después de que el ministro de la Presidencia, Felipe Ward, indicara que en el proceso de nueva Constitución, que reclamaban los manifestantes y que resolvió impulsar el Ejecutivo, se podrían "considerar los cabildos del gobierno anterior, más allá del juicio de valor de la cantidad de personas que participó".

La referencia era a las 250.000 personas que discutieron los temas de una nueva Carta Magna y el mecanismo para redactarla.

Pero lo más sorpresivo, sin embargo, fue la noticia que dio el diario La Tercera, que informó que el presidente electo en Argentina viajará a Chile la semana del 16 de diciembre. Según la publicación, la visita será en el marco de una reunión informal de algunos integrantes del  Grupo de Puebla, pero Fernández tendría previsto, además, reunirse con Piñera.

Ambos habían dialogado el lunes sobre la crisis en Bolivia, que derivó en la salida del poder de Evo Morales y que Fernández considera un golpe de Estado. En esa conversación, según la publicación chilena, Piñera le reiteró al presidente entrante su invitación a verse en La Moneda, tal cual ya lo había hecho al felicitarlo luego de su victoria electoral.

El domingo pasado, Fernández había grabado un video dirigido al pueblo chileno en el que manifestaba su intención de colaborar para superar la crisis que vive ese país hace casi un mes.

En Buenos Aires, el jefe de prensa y los integrantes del círculo de confianza del Presidente electo prefirieron no responder la consulta.

Te puede interesar:

Las conversaciones se dieron en paralelo a la presencia de barricadas y cortes de calles en distintos puntos de Chile, que abrieron la jornada de huelga general convocada por más de 135 organizaciones, entre ellos la Central Unitaria de Trabajadores, los empleados públicos, transportistas, estudiantes, académicos, portuarios, aeropuertos, educación, salud, construcción y los movimientos No+AFP y No+Tag, entre otras.

Por la tarde, se registraron en Santiago nuevos enfrentamientos entre algunos grupos, aislados de las masivas protestas pacíficas, y los carabineros, que incluyeron piedrazos, incendios, saqueos y algunos heridos.

La jornada de protesta de hoy empujó a las autoridades del Congreso a suspender las actividades, con el argumento de que los problemas de traslado y movilización impedirían a los legisladores llegar a Valparaíso.

El presidente de la Cámara baja, Iván Flores, decidió suspender todas las actividades, pese a que estaba previsto comenzar a discutir y votar en algunas comisiones temas de interés.

Por otra parte, un informe de Carabineros citado por la agencia Ansa cifró en más de 3.715.373 personas las que participaron de manifestaciones a lo largo del país desde la masificación de las movilizaciones, el 18 de octubre pasado.

Más del 60% se concentra en la Región Metropolitana entre el 18 de octubre y el 10 de noviembre, periodo considerado en el balance, y detrás se ubican las regiones del sur Biobío (216.209) y Maule (159.498); Valparaíso (154.845), Los Ríos 126.855) y Los Lagos (117.192).
Desde el 18 de octubre, el Ejecutivo de Piñera enfrenta una difícil situación, porque lo que empezó como una protesta por el aumento en el boleto del metro derivó en manifestaciones multitudinarias que demandas multiplicadas.

El gobierno respondió con el armado de una "agenda social", que busca resolver temas como las pensiones, salud y reforma tributaria. Este último domingo, Piñera aceptó convocar a un Congreso Constituyente para reformar la carta magna actual, aprobada por Augusto Pinochet en 1980, como es un reclamo de los manifestantes.

 

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos