El presidente Mauricio Macri y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se reunieron ayer en la Casa Rosada junto a los ministros de Desarrollo Social de la Nación y la Provincia, a fin de evaluar medidas para reforzar la asistencia social a sectores más vulnerables de la población en el distrito.

En medio de las dificultades económicas, Macri, Vidal, Carolina Stanley y su par provincial, Santiago López Medrano, mantuvieron un encuentro del que también participaron pastores evangélicos del conurbano. Según señaló NA, el objetivo de la reunión fue compartir el diagnóstico de situación, el seguimiento de acciones sociales y coordinar con las organizaciones el refuerzo y la asistencia alimentaria.

El viernes último, Vidal y Stanley estuvieron con referentes de Cáritas del conurbano y tienen previsto reunirse en los próximos días con los obispos bonaerenses que se encuentran en Italia y con referentes de organizaciones sociales.

En la Provincia, además, López Medrano mantiene contacto fluido con los secretarios de Desarrollo Social del conurbano y tiene en agenda una nueva ronda de contacto con intendentes para supervisar con ellos la demanda alimentaria en cada municipio.

La ministra de Salud y Desarrollo Social había confirmado el lunes que habrá un refuerzo en septiembre y diciembre de $1.200 y $1.500, respectivamente, sobre la Asignación Universal por Hijo ( AUH), además de un incremento en la entrega de alimentos a comedores. Tras anunciar el achique de Ministerios, el Presidente también había anticipado que iba a lanzar nuevas medidas sociales para afrontar la inflación que genera la subida del dólar, al admitir que con la devalución "va a aumentar la pobreza".

Ayer, Vidal recorrió Villa Porá, en el partido de Lanús, donde habló con vecinos, en el marco de sus recorridas por los lugares más postergaados de la provincia.