El presidente Alberto Fernández eligió a Israel como su primer destino internacional, ya que viajará a ese país el 23 de enero próximo para participar del acto en conmemoración por la liberación de Auschwitz junto con otros líderes mundiales.

El evento, denominado "Foro Internacionales de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo" se llevará a cabo el jueves de la próxima semana en el Museo de Yad Vashem, ubicado en la ciudad de Jerusalén.

En esa jornada, el jefe de Estado coincidirá con sus pares de Rusia, Vladimir Putin, y de Francia, Emmanuel Macron, entre otros, además del premier israelí, Benjamin Netanyahu.

La comunicación oficial del viaje fue realizada por el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, a la embajadora israelí en Buenos Aires, Galit Ronen.

Todavía no se confirmó quiénes acompañarán a Fernández en el viaje, pero se espera la presencia de la comitiva del canciller, Felipe Solá, y del designado embajador argentino en Israel Sergio Urribarri.

La visita se realiza luego de que el mes pasado de desatara una polémica con Israel debido a que Sabina Frederic, que en ese momento sonaba como probable ministra de Seguridad, había afirmado que la decisión de incluir a Hezbollah como organización terrorista, tomada por el gobierno de Macri en julio pasado, representaba "un problema" y que "el terrorismo es un problema de los países de la OTAN" y no de Argentina.

Sin embargo, la embajadora israelí pidió al entonces presidente electo no excluir de la lista de terroristas a esta organizacion libanesa, acusada de cometer los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA. Luego, a poco de asumir, Solá confirmó que mantendría ese estatus para Hezbollah, con lo que la polémica quedó saldada.

Ahora, Fernández busca afianzar los lazos con esta nación de Medio Oriente, pocos días después de cumplirse el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman en medio de versiones cruzadas sobre su fallecimiento entre el oficialismo y la oposición.

El último mandatario argentino que había realizado una visita oficial a Israel fue Carlos Menem en 1990.

Este viaje se realizará una semana antes de la visita de Alberto Fernández al Vaticano, el 31 de enero, para mantener una reunión con el papa Francisco en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

Con su salida del país, la semana que viene quedará al frente del Poder Ejecutivo la vicepresidenta, Cristina Kirchner.