La senadora sanjuanina del Frente de Todos, Cristina del Carmen López Valverde, presentó un proyecto de ley que busca controlar las publicidades que los influencer realizan en sus redes sociales. El proyecto "Régimen legal para influencers" contempla que las personalidades de las redes tributen a la AFIP ante las ganancias que tienen por promocionar contenido en sus perfiles.

La iniciativa pide, por ejemplo, que quienes hagan publicidades en sus redes deben especificarlo con el hashtag #PublicaciónPaga cuando el posteo sea remunerado, y deberán nombrar específicamente el beneficiario de esa publicidad. Además, propone que los "influenciadores" aclaren si su contenido promocionado no es apto para menores.

En caso de no cumplir con estas obligaciones, recibirían multas “por un valor de 100 a 1000 salario mínimo, vital y móvil”. Si se contempla que un salario mínimo, vital y móvil es de $16.875 actualmente, la multa máxima podría ser de 16.875.000 de pesos.

El proyecto define a los influencers como "todas las personas que poseen un número importante de seguidores o suscriptores y son sujetos verificados por la red social y, a través de su cuenta, utilizan su alto grado de exposición, su imagen reconocida en las redes sociales y su capacidad de convencimiento para promocionar un determinado objeto, producto o servicio con el objeto de influir en las decisiones de consumo de sus seguidores y de este modo obtener algún rédito económico en su beneficio".

Las acciones consideradas como publicidad serán:

  • unboxings: cuando abren un producto y muestran su contenido
  • sorteos o giveaways que involucren marcas comerciales
  • fotos y videos en los que se etiqueten marcas
  • toda otra acción que implique una contraprestación entre el influencer y el anunciante

Actualmente, muchos influencers realizan publicidad sin ningún tipo de regulación, la cual presentan de manera sutil. Por ejemplo, suben una foto o un video común y corriente, en el que etiquetan a la marca o se presentan utilizando un producto del anunciante. 

Instagram y TikTok son las redes más utilizadas por influencers

De acuerdo con la Cámara Argentina de Anunciantes (CAA) los influenciadores se clasifican en función del número de seguidores en redes sociales:

  • Nano Influencer: tienen entre 3.286 y 8.611 seguidores
  • Micro Influencer: tienen entre 8.611 y 96.111 seguidores
  • Influencer: tienen entre 96.111 y 575.000 seguidores
  • Celebrities: cuentan con más de 575.000 de seguidores 

Valverde le comentó al portal Infobae que "desde hace algunos meses que venía estudiando el tema, analizando el vacío legal que hay en nuestro país. Por este motivo primero presenté un proyecto que regula la publicidad de productos médicos o de belleza a través de las redes sociales, y finalmente con mi equipo armamos este proyecto que es más general y abarca a la actividad de los influencers".

"En los casos en que los influenciadores resulten remunerados con el cobro de un monto en dinero, deberán estar inscriptos en la  AFIP como trabajador autónomo en condición de monotributista o de responsables inscriptos", agregó.

La influencia de las redes

Las redes sociales no tardaron en hacerse eco del proyecto, y muchos influencers expusieron sus quejas por la iniciativa. Francisco Postiglione, conocido como "FrankkasterX" por su nombre de usuario, expuso en su cuenta de Twitter que este proyecto "sería un retardo enorme para la industria del gaming y del streaming". 

Los influencers han logrado una enorme visibilidad en las redes, a tal punto que logran más seguidores que algunos políticos o artistas. En Estados Unidos, un grupo de influencers y "tik tokers" (usuarios de la aplicación TikTok) fueron protagonistas de un escándalo en el lanzamiento de campaña del presidente Donald Trump. A través de las redes sociales, convocaron a sus seguidores a reservar un lugar en el estadio donde el mandatario norteamericano iba dar inicio a su gira de reelección. El resultado dio la vuelta al mundo, un estadio semivacío sorprendió a los organizadores y al propio Trump que se ufanaba de las entradas agotadas para el evento en las redes sociales.