La Asociación Judicial Bonaerense le pidió ayer al gobernador Axel Kicillof "una convocatoria urgente" para abordar la situación de los trabajadores judiciales de la provincia y también la crisis por la que atraviesa el Poder Judicial.

En la nota dirigida a Kicillof se consignó "la urgencia para encontrar una solución acordada a la enorme brecha existente entre los incrementos de haberes dispuestos unilateralmente por la ex gobernadora María Eugenia Vidal y las proyecciones de inflación para el año en curso".

El gremio reclamó además "reinstaurar la negociación colectiva como mecanismo para determinar los salarios y demás condiciones laborales" y poner fin "a un período de violación sistemática por parte del Estado de ese derecho laboral fundamental".

Pablo Abramovich, secretario General de la AJB explicó que "en la presentación exigimos también la participación" de los trabajadores judiciales "en todos los ámbitos de discusión donde se aborden las necesarias reformas a impulsarse en la Justicia provincial".