Los bonos en dólares de la deuda soberana se derrumbaban hasta 17,1% este mediodía debido al reperfilamiento compulsivo decidido por el Gobierno nacional para postergar pagos por 8.400 millones de dólares.

Entre los bonos en dólares, el Bonar 2020 caía 16,4%; el Bonar 2024 bajaba 11,5%; el Discount retrocedía 13,8%; el Bonar 2037 descendía 17,1%; y el Par perdía 10,5% en una jornada negra para los activos soberanos de la Argentina.

También registraban fuertes pérdidas los bonos en pesos: el AF20 bajaba 5%; el Discount Ley local perdía 4,2%; el PR13 Consolidación Serie 6 2024 descendía 2,6%; el PR15 Consolidación Serie 8 2022 anotaba un retroceso del 3,8%; el Boncer 2020 disminuía 0,6%; y el TJ20 Bonos del Tesoro 2020, caía 5,2%.

Por su parte, el indicador del Riesgo País escalaba 2,2% hasta los 3.626,00 puntos básicos.

En tanto, las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires operaban sin tendencia fija: en la primera hora de la jornada bursátil bajaban 0,37% y luego repuntaron hasta 0,62%, en un marco de volatilidad.

En Wall Street los indicadores estadounidenses estaban en verde: Dow Jones ganaba 5,3%; Nasdaq 100 mejoraba 5%; y el S&P 500 avanzaba 5,5%.

En este contexto, el Gobierno, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, dispuso diferir los pagos de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional instrumentada mediante títulos en dólares emitidos bajo ley de la República Argentina hasta el 31 de diciembre de 2020.

La fecha podría ser anterior si así lo determina el Ministerio de Economía "considerando el grado de avance y ejecución del proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública".

Esta decisión del Gobierno nacional ya es considerada como un default selectivo.