El ex ministro de Salud  Adolfo Rubinstein admitió que el cuidado sanitario "dejó de ser una prioridad" durante el gobierno de Mauricio Macri, porque tomó como prioridad la "macroeconomía y la cuestión financiera", por lo que decidió convertir la cartera del área en una secretaría.

Rubisntein sostuvo que cuando en mayo de 2018 "el país comenzó a desbarrancar, hubo un cambio de prioridades" que relegó la salud como tema de agenda de políticas públicas.

"Debo confesar que la salud dejo de ser  prioridad. Las prioridades fueron mantener a macroeconomía y el contexto financiero", sostuvo Rubinstein en una entrevista con FM Delta. 

"La salud pública no fue prioridad del Gobierno, no lo fue", dijo Rubinstein quien remarcó que no estuvo de acuerdo cuando se pasó el Ministerio a Secretaría, a pesar de lo cual permaneció en el cargo.

Rubinstein asumió a fines de 2017 y dijo que en 2018 el Gobierno de Macri "desbarrancó"

Ahora busca postularse como candidato a diputado en una lista del radicalismo junto con Ricardo López Murphy, Luis Brandoni y Facundo Suárez Lastra.

A pesar de lo que señaló que aceptó durante el Gobierno de Macri, Rubinstein destacó que el radicalismo siempre le dio importancia "a las políticas sociales" y que la salud y la educación son "la punta del desarrollo".

"La salud pública instalada en la agenda politica ahora. Es fundamental", postuló.

En otra entrevista, con radio Futurock, también reconoció que "en el momento de la crisis de 2018 comenzaron a priorizarse otras cosas y la Salud pública quedó un poco relegada". 

"El cambio de ministerio a secretaría fue muy simbólico. Me pareció muy perjudicial renunciar cuando se degradó el ministerio a secretaría. Era irresponsable de mi parte, pero claramente no estaba de acuerdo", contó sobre su anterior cargo.

En este sentido, agregó: "No hubo recorte en salud, sino una reasignación de partidas presupuestarias". 

Rubinstein defendió la compra de penes de madera

En diálogo con radio Futurock, Rubinstein apoyó la compra de penes de madera por parte del actual Ministerio de Salud, destinados a enseñar la correcta colocación de preservativos en clases de Educación Sexual Integral (ESI), y remarcó que su gestión también los adquirió.

"Los penes de madera forman parte de los kits de educación sexual que compramos en nuestra gestión también", explicó.

Consultado sobre este tema y las críticas, Rubinstein concluyó: "Los penes de madera forman parte de los kits de educación sexual. No me parece relevante la compra de penes de madera".