El precandidato a diputado nacional de Juntos por la provincia de Buenos Aires Diego Santilli prometió impulsar leyes educativas, una norma de empleo joven y medidas más duras contra la delincuencia, al presentar sus propuestas para el Congreso desde el Municipio de Tres de Febrero, donde aseguró que "esta situación no da para más".  Desde el Campo de Deportes de la Asociación de Amigos del Colegio Cardenal Copello , y rodeado por intendentes de PRO y los precandidatos de su lista, Santilli nombró tres ejes de propuestas que, según dijo, planea llevar al Congreso.

El precandidato prometió "una ley para que el Estado rinda cuenta de los chicos que dejaron la escuela y explique cómo va a ir a buscarlos para que vuelvan a las aulas", además de una Ley de Evaluación Educativa Obligatoria, "porque medir lo que pasa en las escuelas no puede quedar a discreción del gobierno de turno", aunque aclaró que la evaluación "no es para marcar el error, es para corregirlo".

El exvicejefe del Gobierno porteño se comprometió además a impulsar una Ley de Emergencia Educativa "para mejorar la infraestructura, el equipamiento y la conectividad en cada escuela del país", en su caso "poniendo el foco en las escuelas del conurbano".

El segundo eje fue la producción y el empleo: "No hay trabajo y el gobierno no solo no hace nada para generarlo, sino que hace todo lo posible para que no se cree trabajo, poniendo impuestos altísimos y avalando la industria del juicio laboral", opinó. Su diagnóstico fue que "se cerraron 90 mil comercios y 41.200 pymes argentinas" y para revertirlo propuso "extender la Moratoria a los Comercios y Pymes hasta diciembre del 2022" y bajarle los impuestos al trabajo "a los sectores más golpeados" como el gastronómico y el turístico.

Además, prometió impulsar una Ley de Empleo Joven para incentivar que las empresas contraten jóvenes entre 18 y 35 años. "Para eso, vamos a proponer que no paguen impuestos laborales por 5 años y a fomentar que los chicos se capaciten para que aprendan y entren rápido al mercado laboral", afirmó.

El tercer y último eje fue la seguridad, porque consideró que "Argentina es el mundo del revés" en el que "se libera a los presos, el narco vuelve al barrio y el Estado mira para otro lado". "Solo podemos vivir seguros si los delincuentes son detenidos, tienen una condena y esa condena se cumple", dijo el precandidato de Juntos, y propuso sacar a todos los policías que hacen tareas administrativas a las calles y frenar las excarcelaciones de delincuentes que reinciden o son violentos.

"Vamos a proponer una reforma del código procesal-penal para prohibir las excarcelaciones para los delitos de robo a mano armada, de portación de armas de fuego, de narcotráfico y de violaciones", completó.