El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sostuvo que el debate en el Frente de Todos ''debe ser con altura y puertas adentro'', con el desafío de consolidar ''el contrato de esperanza'' en 2023. Además, remarcó que la fortaleza de un gobierno requiere de tener ''unidad de acción'' y reafirmó que en las elecciones del próximo año se volverá a elegir entre "dos modelos de país''. 

"Con el desafío de distribuir el ingreso, con la responsabilidad de apostar a la educación pública y con la tarea de industrializar el país de manera federal, debemos tener la capacidad de debatir entre nosotros, pero mostrando a los argentinos que firmamos un contrato de esperanza en 2019 y en el 2023 lo vamos a consolidar", dijo Massa, en el plenario organizado por el Partido Justicialista (PJ) de Mendoza en la capital provincial. 

Conectado vía la plataforma Zoom, Massa sostuvo que en las elecciones presidenciales del próximo año se volverá a elegir entre "dos modelos de país, entre los que quieren una Argentina para pocos y los que queremos un país para todas y todos, y para eso la clave es el trabajo en unidad". En ese punto, enfatizó: "Es bueno el debate, pero la fortaleza de Gobierno requiere que tengamos la capacidad de tener unidad de acción".

El debate, "puertas adentro"

"Debemos tener la capacidad de debatir, pero entendiendo que el debate debe ser con altura y puertas adentro, porque hoy tenemos la responsabilidad de gobernar y eso nos pone en la obligación de cumplir con el contrato electoral que hicimos en el 2019, aunque hoy ya es otro mundo", señaló. 

"Entiendo que todos tenemos claro en la necesidad de tener igualdad de oportunidades, la responsabilidad de distribuir mejor el ingreso, el desarrollo federal, la industrialización, la ampliación de derechos y el cuidado del medioambiente, que son banderas que nos unifica", manifestó el presidente de la Cámara de Diputados.

En esa línea, planteó que "puertas adentro tenemos que debatir cómo las llevamos adelante a esas banderas" y ratificó que "hay otro modelo de país al que no podemos regalar la ventaja''. Y agregó: ''Ese espacio quiere una sociedad reprimarizada, financiera, y que la riqueza sea para muy poquitos", en referencia a la coalición opositora Juntos.

Un mensaje de unidad

La sorpresa de la jornada estuvo centrada en la presencia del ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, distanciado hace tiempo del kirchnerismo y también, hasta hoy, de la coalición gobernante. En las últimas horas, trascendió que el salteño compartió dos reuniones con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, según comentaron fuentes cercanas a ambos dirigentes. 

Entre todos los disertantes del Auditorio Ángel Bustelo hubo coincidencias en la necesidad de "la unidad del campo popular para derrotar a la derecha”, de cara a las elecciones presidenciales del año próximo.

A su turno, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, resaltó que “no está permitido'' quebrar la unidad del Frente de Todos. ''El 'albertismo' y el 'cristinismo' son terminologías que imponen los medios de comunicación, pero nosotros somos peronistas en esencia y en acción. Nuestro compromiso es cumplir con cada ciudadano y resolverles los problemas", aseguró.

El encuentro fue convocado por la presidenta del PJ mendocino, Anabel Fernández Sagasti, quien es considerada como una dirigente muy cercana a la vicepresidenta. En sintonía con el mensaje de unidad, la senadora expresó: “Hay que convocarlos a todos, a cada uno de los compañeros que están distanciados, y que vuelvan a debatir ideas”.