Los diputados del Frente de Todos ya anticipan que la sesión especial de este martes por el impuesto a la riqueza será maratónica, aunque aseguran que el tono de su propio discurso será constructivo y no hablarán "en contra de nadie".  

Además, algunos legisladores oficialistas de la Cámara baja pidieron acompañar el planteo de sus pares del Senado acerca de la responsabilidad del Fondo Monetario Internacional ( FMI) en la situación económica actual del país.

El bloque del Frente de Todos realizó este lunes una reunión por videoconferencia, que presidió desde su casa el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, aislado por ser contacto estrecho de coronavirus del jefe de la misión del FMI en Argentina, Luis Cubeddu

Del encuentro participaron también el presidente del bloque, Máximo Kirchner; la vicepresidenta Cecilia Moreau; y la secretaria parlamentaria Cristina Alvarez Rodríguez. De forma remota, estuvieron los diputados Carlos Heller, Fernanda Vallejos y Lucía Corpacci.

La sesión especial por el impuesto a la riqueza

Según trascendió, se espera que el proyecto de Aporte extraordinario se vote tras una larga sesión, ya en la madrugada del miércoles alrededor de la 1 de la mañana.

BAE Negocios pudo saber que Massa esperará a último momento para saber si puede estar presencialmente o no según las indicaciones médicas, debido a que su hisopado dio negativo, al igual que el segundo testeo que le hicieron a Cubeddu. De no poder, votará la ley desde su casa y la sesión será presidida por un diputado del PRO.

Máximo Kirchner buscará expandir los términos del debate. Para él, el proyecto de impuesto a la riqueza no solo se da en el contexto de la pandemia sino de la crisis económica que dejó Mauricio Macri.

Además, el hijo de la vicepresidenta y sus compañeros de bancada consideran que el proyecto que busca gravar con un aporte extraordinario a las 10.000 personas más ricas del país no tendrá un efecto negativo sobre la inversión como argumenta la "prédica ortodoxa". La prueba: el propio gobierno de Macri, dicen, cuando se recortaron impuestos a los ricos pero las inversiones nunca llegaron.

También tenderán a evitar críticas personales a los alcanzados por el proyecto de ley, ya que, sostienen, el "aporte solidario" no es una medida en contra de nadie sino en favor de la solidaridad en un momento difícil para el país. Sus discursos mostrarán ese tono constructivo.

La crítica al FMI

En paralelo, Carlos Heller y Fernanda Vallejos reclamaron que la bancada oficialista en Diputados imite a sus pares del Senado y se exprese sobre la responsabilidad que tuvo el FMI en la crisis económica por la que transita Argentina.

El domingo, el bloque del Frente de Todos en la Cámara alta publicó una dura carta con críticas a la ex directora gerente del Fondo Christine Lagarde y al organismo en general por haber incumplido su propio estatuto en el préstamo concedido en al gobierno de Mauricio Macri. 

Además, acusaron al FMI de haber querido influir en la reelección del ex presidente del PRO, que finalmente no sucedió.

Así, se sumaron al tono crítico que el presidente Alberto Fernández y el mismo Massa tuvieron para con el organismo de crédito en la última semana, en medio de la segunda misión que el Fondo Monetario envió a Argentina para renegociar la deuda de USD44.000 millones contraída desde 2018.

La prohibición de ayuda estatal a empresas con activos offshore

Vallejos, además, pidió que se trate el proyecto que excluye de las ayudas públicas a las empresas que operan y tienen vinculaciones con guaridas fiscales y activos offshore.

El texto, que fusiona la propuesta de Vallejos con las presentadas por sus colegas Graciela Camaño (Consenso Federal) y Pablo Carro ( Frente de Todos), busca "consagrar y establecer la prohibición y exclusión de la asistencia económica y/o financiera" tanto a personas como a sociedades con activos offshore, así como a las ubicadas en guaridas fiscales o las que evaden obligaciones fiscales.

Esto abarca, según el proyecto que obtuvo dictamen el 13 de octubre pasado, un abanico de ayudas que abarcan tanto subsidios, transferencias y exenciones impositivas o beneficios fiscales como facilidades crediticias o en obligaciones emanadas del sistema de seguridad social.