La nueva ministra de Economía de la Nación, Silvina Batakis, asumió hoy por la tarde en Casa Rosada, acompañada por el presidente Alberto Fernández y todo el Gabinete nacional. En su llegada, fue recibida por muchos aplausos por parte de los referentes del Gobierno. En sus primeras declaraciones, la flamante funcionaria dijo que el plan era "seguir el programa económico que el Presidente viene marcando" y aseguró que "cree en el equilibrio fiscal".

Mucha atención sobre las presencias, entre los que estaban, tal como anticipó BAE Negocios, los principales representantes de la CGT y del kirchnerismo. Entre los presentes, Hugo y Pablo Moyano, Andrés Rodríguez, Darío Martínez, José Luis Lingieri, Héctor Daer, Agustin Rodriguez —ex jefe de casa militar hasta el último día de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner—Fernanda Raverta y Luana Volnovich.

La ministra recibió el apoyo de los Gobernadores del Frente de Todos en la previa a su juramento, quienes destacaron su compromiso "federal" y el conocimiento que posee en torno a "las problemáticas provinciales y regionales".

La gestión de Batakis comenzó este lunes a las 8:30, cuando llegó a la Quinta de Olivos para delinear durante cuatro horas sus primeros pasos en el cargo en un desayuno junto al Presidente, en medio de la crisis y de la disparada del dólar blue.

Después de la salida de Martín Guzmán y las turbulencias vividas en el interior del gobierno durante el reciente fin de semana, la flamante ministra tendrá la misión de contener una corrida bancaría y una nueva suba importante del dólar paralelo en un marco de incertidumbre en los mercados.

 

Tras la reunión con el Presidente, Batakis mantuvo un encuentro con el titular del Banco Central, Miguel Pesce, en el Palacio de Hacienda y luego con su antecesor, Martín Guzmán, para ordenar la transición.

Después de su juramento, Batakis dio una breve declaración en el Patio de las Palmeras. "Estamos convencidos de que el rumbo de Argentina tiene que ver con el manejo fiscal de nuestras cuentas, con seguir el programa económico que el Presidente viene marcando y lograr que Argentina tengas más exportaciones y revalorizar nuestra moneda", dijo la ministra.

¿Cómo se llega a eso? "Eso se logra a través de conseguir más reservas, generar más puestos de trabajo en nuestro país, tener una mirada que sea realmente federal y liberar la cantidad de recursos enorme que tiene nuestro país y ponerlo a disposición de ese sendero de crecimiento", explicó la funcionaria.

 "Esos tres ejes tienen que ver con esta solvencia del Estado argentino y con ese programa económico que vamos a continuar. Yo creo en el equilibrio fiscal, tenemos que avanzar en ese sentido y, por supuesto, en la liberación de todas las fuerzas productivas de nuestro país para lograr puestos de trabajo y exportaciones", concluyó Batakis, que agradeció a Alberto Fernández, a Cristina Fernández de Kirchner, a Daniel Scioli y a Eduardo "Wado" de Pedro. 

Los desafíos de Batakis en la economía argentina

Silvina Batakis apareció en el listado de posibles reemplazantes de Martín Guzmán por recomendación de Miguel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), según revelaron integrantes del Gobierno. En primera instancia, el titular del Central lo habló con Santiago Cafiero y luego con Alberto Fernández, que tomó la decisión y llamó a Cristina Fernández de Kirchner. 

La flamante sucesora tiene el aval de Cristina Kirchner y está ligada al riñón de Daniel Scioli, de quien fue titular de la cartera de Economía cuando el actual ministro de Desarrollo Productivo era gobernador de la provincia de Buenos Aires.

La acuciante agenda de la funcionaria —en paralelo— incluye la renegociación de la deuda con el Club de París (programada para este miércoles por su antecesor, que iba a viajar a la capital francesa), la aceleración de la inflación (el incremento interanual de precios alcanzó el 60,7% y fue el mayor registro en los últimos 30 años, según datos del INDEC de mayo de 2022) y la continuación del acuerdo con el FMI (con quien Guzmán se comprometió a cumplir metas trimestrales para postergar el pago de la deuda).

Entre los próximos días, deberá resolver la continuidad del mercado de bonos en pesos, del sistema de cepo a las importaciones para acumular reservas y del programa Precios Cuidados, que podría sufrir la modificación de algunos productos alimenticios que lo integran.

Por último, se esperan precisiones sobre cómo será la participación del Estado en el nuevo esquema de segmentación de tarifas de luz y gas, una de las últimas medidas tomadas por Guzmán que incluye recortes de los subsidios atados al cumplimiento del programa económico acordado con el FMI.