La vacuna rusa  Sputnik V comenzó a ser aplicada este martes en todo el país. En la primera etapa, que incluye 300 mil dosis, se encuentra reservada para el personal sanitario de "primera línea" en la batalla contra la pandemia de coronavirus, sin embargo cuatro gobernadores ya cuentan con el fármaco para "incentivar a la población con el ejemplo".

"Hoy es el principio del fin de la pandemia en la Argentina. Orgulloso de haber puesto el hombro", destacó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en redes sociales. El mandatario bonaerense se convirtió en el primer ejecutivo en contar la dosis del Instituto ruso Gamaleya. 

En Chaco, su par Jorge Capitanich también ya recibió la primera dosis de la vacuna Sputnik V. En la provincia del noroeste la campaña se inició a las 9 con los agentes de la salud de Resistencia, Sáenz Peña y Castelli.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdéz forma parte de la nómina de mandatarios vacunados en el primer día.

"¡Gran día! Junto al personal de primera línea del Hospital de Campaña Hogar Escuela, iniciamos el proceso de vacunación contra el COVID-19 en Corrientes. La campaña es gratuita y voluntaria, por lo que es clave que todos nos vacunemos para cuidar nuestra salud y la de los demás", destacó el radical.

Por su parte, el mandatario pampeano Sergio Zilioto, se aplicó la vacuna contra el coronavirus, lo que lo convirtió en el primero en su provincia en recibirla. En el distrito prevén inmunizar unos 4.500 agentes de salud, y a alrededor de 113 mil ciudadanos.

"Acaban de aplicarme la vacuna contra el COVID-19. Ya comenzamos a vacunar a los trabajadores de la salud de La Pampa que diariamente ponen el cuerpo para cuidarnos. Hoy iniciamos el camino para inmunizar a muchos pampeanos y así terminar con este flagelo", destacó.