El fiscal Carlos Stornelli apeló su procesamiento con prisión preventiva como presunto miembro de una asociación ilícita dedicada a la extorsión y al espionaje ilegal de la cual forma parte el supuesto abogado Marcelo DAlessio.

Lo hizo a través de su abogada Raquel Pérez Iglesias para que la Cámara Federal de Mar del Plata revoque la medida del juez Alejo Ramos Padilla, quien además le trabó un embargo de 10 millones de pesos y prisión preventiva, esta última sin hacerse efectiva ya que el fiscal tiene fueros como funcionarios judicial.

En la apelación, con duros términos hacia Ramos Padilla, el fiscal volvió a cuestionar la competencia de la causa y consideró que "es hora de que la causa encuentre por fin a un juez natural", tal cual lo hizo desde el comienzo de la investigación y con la finalidad que el expediente pase a tramitar en Comodoro Py donde está en curso un proceso residual.

"La decisión ha incurrido en desaciertos formales y conceptuales, en otros términos en arbitrariedad fáctica y jurídica", dijo Stornelli, para quien Padilla "ni siquiera se esforzó en evacuar las citas vertidas en el descargo o proveer a las medidas solicitadas".

El juez "se inmiscuye en investigaciones ajenas, constituyéndose en alzada de las mismas, cuando no defensor y erigiéndose además en superior jerárquico, desconociendo cualquier norma relativa a la autonomía funcional del ministerio público", señaló la abogada, que sostuvo que "la decisión de no presentarse se compadeció con la necesidad de preservar la investigación de causas de trascendencia institucional", en referencia a la causa de los cuadernos.