La diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos y el empresario textil Teddy Karagozian se cruzaron este viernes en torno al debate por el aporte de las grandes fortunas, el proyecto oficialista que espera fecha para ser tratado en la Cámara de Diputados.

Durante el foro virtual “Impuesto a las grandes fortunas: ¿Si no es ahora, cuándo?”, organizado por el Instituto de Investigaciones Gino Germani, Vallejos sostuvo que el proyecto del aporte de las grandes riquezas es "esencial" para reducir la desigualdad y mejorar la situación social.

La diputada consideró que el actual contexto de crisis deriva no solo de la pandemia sino también del "crítico cuadro socioeconómico" que dejó el gobierno de Mauricio Macri, durante el cual “la brecha de desigualdad entre el 10% más rico y el 10% más pobre trepó de 16 a 21 veces".

Karagozian, por su parte, rechazó el proyecto del aporte extraordinaro al considerar que "ahuyenta las inversiones". “La democracia no es el sometimiento de las minorías por las mayorías. La democracia es el respeto a las minorías por la mayoría. Las minorías les dan posibilidades de crecimiento a los países”, argumentó.

Karagozian, presidente de TN & Platex, agregó que se debe reducir el gasto público y la planta de trabajadores de ese sector, sobre el que dijo que “hay demasiados policías” y que “no habría que gastar tanto en seguridad". También pidió disminuir la carga de impuestos para aumentar la producción y dijo, además, que la responsabilidad de la pobreza “es el sistema fiscal”.

Vallejos contestó que “la evidencia empírica muestra exactamente lo contrario”, debido a que durante los cuatro años de gobierno de Macri "los ricos pagaron menos impuestos" y a pesar de ello "cayó la tasa de inversión" y "los activos externos crecieron más de USD103.000 millones".

En cuanto al gasto público, la legisladora oficialista consideró que “en 2019, más del 15% del total del gasto consolidado se destinó a pagar intereses de la deuda. Y eso fue plata tirada. No redundó en ningún beneficio para los argentinos ni para los empresarios”.

Y agregó que fue durante la era kirchnerista, "con más gasto público y más impuestos a los ricos, cuando tuvimos niveles de inversión más elevados y cuando se redujo la desocupación de 20 a 5,9%”.

A su turno, el referente textil y creador de la Fundación Pro Tejer reclamó también bajar los impuestos. “Probemos si aumentando la demanda de los productos producidos más baratos, no podemos bajar la pobreza de forma más efectiva, sin hacer esta contribución que hace que todos [los empresarios] se vayan más rápidamente del país”, cerró Karagozian. 

El proyecto de aporte solidario de las grandes fortunas tiene dictamen en la Cámara de Diputados, aunque todavía sin fecha concreta para ser tratado en el recinto. El oficialismo espera recaudar unos $300.000 millones de parte de las 9.298 personas físicas más ricas del país y destinar ese gasto a inversiones en materia sanitaria y planes sociales, entre otras.