La cárceles comenzarán a aplicar métodos de comunicación alternativos con los presos y ampliará los horarios de visitas de familiares, que se harán en espacios abiertos, según las recomendaciones del Ministerio de Justicia para evitar la propagación del coronavirus.

De acuerdo con las recomendaciones, los familiares o visitas no deberán concurrir a las unidades en caso de tener tos, fiebre, dolor de garganta o dificultad para respirar, hasta no haber hecho la consulta médica correspondiente. "No deberán automedicarse, subestimar ninguna manifestación clínica ni concurrir a la visita en caso de haber viajado a la zona de riesgo de transmisión del Covid-19", agregó.

El ministerio que dirige Marcela Losardo remarcó "el uso de métodos de comunicación alternativos con los internos y propició que las visitas a las unidades se realicen en espacios abiertos o salones con buena ventilación, y que la banda horaria se amplíe para permitir el ingreso y el egreso de los familiares en varios turnos".

Agregó que "ante la presencia de cualquier síntoma, trabajadores del Ministerio, integrantes del Servicio Penitenciario Federal y personas privadas de la libertad, deberán consultar inmediatamente con el personal de salud que corresponda".

Entre las recomendaciones se incluye la continuidad de otras medidas como "ventilar los ambientes, que los empleados e internos realicen con frecuencia la higiene de sus manos, y que se evite compartir vasos, utensilios y mates".

A través de un comunicado, Justicia indicó que se adoptaron las recomendaciones del Ministerio de Salud referidas a "técnicas de limpieza y desinfección, provisión de los elementos adecuados de higiene y requerimientos de la vestimenta del personal de limpieza".

"En la resolución ministerial del día 17 de marzo, Losardo ordenó capacitar al personal ministerial y del Servicio en el manejo de la crisis sanitaria, y autorizar licencias especiales a aquellas personas provenientes de zonas de transmisión de coronavirus, mayores de 60 años, embarazadas, personas con enfermedades preexistentes consideradas de riesgo, y a padres con hijos a cargo en edad escolar", remarcaron.