El Gobierno nacional emitió un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para detallar las medidas generales de prevención ante la mejora de la situación sanitaria en el país. Con vigencia desde el 1° de octubre hasta el 31 de diciembre de 2021, estas es la regulación de las actividades permitidas en la Argentina. 

Tanto las autoridades provinciales como de la Ciudad de Buenos Aires podrán establecer medidas sanitarias temporarias y focalizadas adicionales para prevenir los contagios de coronavirus.

Las actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, turísticas, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales deberán realizarse cumpliendo un protocolo de funcionamiento aprobado por la autoridad sanitaria nacional, provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los empleadores y las empleadoras deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por la autoridad sanitaria para preservar la salud de los trabajadores y las trabajadoras.

Obligatoriedad del barbijo

Si bien podrá no ser utilizado al aire libre con distanciamiento de más de dos metros de otras personas, el tapabocas sigue siendo obligatorio en espacios compartidos, cerrados y abiertos. También está vigente el distanciamiento social, la ventilación de los ambientes para evitar la circulación y la frecuente higienización de manos. 

Deberán respetarse los protocolos sanitarios dictados por Nación, Provincia y la Ciudad de Buenos Aires y todas las personas que sean caso confirmado, sospechoso o de contacto estrecho de Coronavirus deberán aislarse y no circular

Viajes grupales

Para el turismo estudiantil o de egresados, el contingente deberá contar con la autorización de las jurisdicciones a las que viajará y todas las personas que lo integren deberán realizarse un test de antígeno para embarcar. A su vez, al regresar deberán hacerse otro testeo para poder emprender la vuelta. Si algún caso resulta positivo, se deberá coordinar con las autoridades locales el aislamiento de dicha persona. 

Quienes no tengan completo el esquema de vacunación 14 días antes del viaje, deberán hacer un aislamiento de 7 días y un test que será informado al Sistema Nacional de Vigilancia por el laboratorio que lo realizó, estando a cargo de la empresa de viajes. 

Para el turismo de jubilados y jubiladas, el contingente deberá tener la vacunación completa 14 días antes del viaje. 

Boliches

La capacidad máxima permitida será del 50% para las discotecas o locales bailables que estén en espacios cerrados. Quienes asistan deberán presentar el esquema de vacunación completo al menos 14 días antes de la fecha. 

Para los salones de fiesta, se podrá tener como alternativa a la vacunación, un test de Covid-19 negativo realizado hasta 48 horas antes del evento, como máximo. 

Eventos masivos

Con la nueva disposición, todos los acontecimientos que reúnan a más de mil personas en espacios cerrados podrán completar hasta el 50% de aforo y quienes asistan deberán tener la vacunación completa. En el caso de los lugares al aire libre, las personas concurrentes mayores de 18 años podrán asistir teniendo al menos una dosis de la vacuna aplicada. 

Presencialidad

Se establece la presencialidad en el trabajo para las y los agentes de todas las jurisdicciones, organismos y entidades de la Administración Pública Nacional. Las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberán realizar, en forma conjunta con el Ministerio de Salud de la Nación, el monitoreo de la evolución epidemiológica y de las condiciones sanitarias.

Podran abstenerse de asistir al lugar de trabajo aquellas personas comprendidas en el artículo 3°, incisos V y VI, de la Resolución 627/20 del Ministerio de Salud, es decir, personas con inmunodeficiencias: congénita, asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica) y desnutrición grave, VIH dependiendo del status y personas con medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis; pacientes oncológicos y trasplantados: con enfermedad oncohematológica hasta seis meses posteriores a la remisión completa, con tumor de órgano sólido en tratamiento y trasplantados de órganos sólidos o de precursores hematopoyéticos.

Turismo nacional o de países limítrofes

Aquellas personas que residan en territorio argentino deberán cumplir con las indicaciones, recomendaciones y requisitos sanitarios y migratorios para el ingreso y permanencia en el país establecidos o que se establezcan en el futuro.

Se podrán establecer excepciones a las restricciones de ingreso al país con el objeto de implementar actividades que se encuentren autorizadas o para las que requieran autorización las gobernaciones o el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las autoridades locales deberán presentar un protocolo de abordaje integral aprobado por la autoridad sanitaria provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que cumplir las recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria nacional, la que deberá intervenir y expedirse. 

Ingreso de extranjeros

A partir del 1° de noviembre de 2021, las personas extranjeras no residentes podrán ingresar al país cumpliendo con los requisitos migratorios y sanitarios vigentes o que se establezcan en el futuro. El ingreso se realizará por los corredores seguros establecidos en los términos del artículo 16 del Decreto N° 260/20

El Jefe de Gabinete de Ministros puede suspender o modificar las normas previstas, de acuerdo a la evaluación del riesgo epidemiológico y sanitario y del avance de la vacunación contra la COVID-19, previa intervención de la autoridad sanitaria nacional.

El Ministerio de Salud definirá los corredores seguros aéreos, marítimos, fluviales y terrestres, determinando los puntos de entrada al país, trayectos o lugares que reúnen las mejores capacidades para responder a las necesidades sanitarias y epidemiológicas, que serán notificados a las autoridades competentes para su implementación.

Mientras esté vigente la prohibición de ingreso al territorio nacional de personas extranjeras no residentes en el país, la Dirección Nacional de Migraciones podrá autorizar el tránsito vecinal fronterizo cuando se verifiquen las condiciones epidemiológicas y los requisitos que la autoridad sanitaria nacional considere necesarios.