"Vamos a poner de pie el país, como Néstor me enseñó en 2003", lanzó el presidente Alberto Fernández, en un discurso que finalizó con lágrimas y una fuerte carga emotiva. En el acto homenaje que rememoró el décimo aniversario de la muerte del ex mandatario Néstor Kirchner, Fernández ratificó el rumbo político frente funcionarios, gremialistas y personalidades de la cultura que asistieron de forma presencial.

En primera fila frente al Presidente y a la estatua que fue traída desde la sede de Unasur, en Quito, Ecuador, y que quedará emplazada en la entrada del Centro Cultural Kirchner ( CCK), estaban sentados el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; y el presidente de la Cámara de Diputados, Segio Massa.

Apoyo gremial

 

El homenaje contó con la presencia de referentes de las dos centrales gremiales más importantes del país. Héctor Daer, uno de los líderes de la CGT, estaba sentado detrás de Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores. En el video de presentación también se hizo presente el titular del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, quien expresó: "Te recordamos como lo que fuiste: un gran hombre, un gran compañero y un gran presidente. Le dio la dignidad en los salarios y la dignidad en su trabajo a los trabajadores argentinos".

Los bonaerenses

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, estuvo sentado en una de las primeras filas, mientras que también estuvo entre los presentes la vicegobernadora Verónica Magario.

Más allá de Mayra Mendoza, asistieron otros funcionarios bonaerenses como el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés "Cuervo" Larroque, histórico dirigente de La Cámpora al igual que la actual intendenta de Quilmes. 

Un tercio del Gabinete

 

De los 21 ministros que integran el Gabinete, incluyendo a Santiago Cafiero, solo siete figuraron en la lista de invitados y se hicieron presentes en la ceremonia, entre los cuales no hubo ninguna ministra.

Estos fueron los propios Cafiero y De Pedro, Tristán Bauer (Cultura), Agustín Rossi (Defensa), Ginés González García (Salud), Juan Cabandié (Ambiente), Gabriel Katopodis (Obras Públicas).

También estuvieron otros funcionarios y funcionarias del Ejecutivo, como el secretario General de Presidencia, Julio Vitobello, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi, la titular de Anses, Fernanda Raverta, del PAMI, Luana Volnovich, y el procurador del Tesoro, Carlos Zannini.

Aunque no figuró oficialmente en la lista de invitados, también se la pudo ver a la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Los no funcionarios

 

Además, en el acto hubo algunos invitados que no provienen del mundo de la política: el humorista Pedro Saborido, la cantante Adriana Varela y la actriz Mercedes Morán. Además, asistió Miguel Villalba, el escultor que realizó la estatua de Kirchner que fue emplazada frente al CCK en el acto.

Entre los que nunca fueron funcionarios, también estuvieron presentes los históricos publicistas del kirchnerismo Enrique "Pepe" Albistur y Jorge "Topo" Devoto.

El resto de los invitados

 

Los demás invitados e invitadas fueron: la diputada María Cristina Álvarez Rodríguez, el director de la Casa Patria Grande Matías Capeluto, el ex diputado Carlos Kunkel, el subsecretario de Gestión Institucional Julián Massolo, el secretario de Asuntos Parlamentarios Fernando "Chino" Navarro, el senador Oscar Parrilli, el subsecretario de Economía Social Emilio Pérsico, el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.