El mundo ya tiene las primeras vacunas aprobadas que funcionan para prevenir el coronavirus y la Argentina está en ese camino. El ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, se refirió al tema y confirmó que "Pfizer está presentando su vacuna en varios países, incluida la Argentina" en tanto que la vacuna rusa, la Sputnik V, puede llegar a producirse en el país.

El laboratorio estadounidense ya tiene el aval del gobierno británico para entregar dosis que comenzarán a ser aplicadas la semana próxima. Salvarezza, anticipó que "la vacuna de Pfizer estará llegando a fin de mes, así que la ANMAT tiene tiempo para revisarla".

Ayer se conoció la noticia de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) ya tenía una muestra de la vacuna aprobada en Gran Bretaña para comenzar a analizar su seguridad y la eficacia de los estudios realizados en pacientes.

"Que otros países también estén revisando la vacuna de Pfizer puede ayudar", adelantó el ministro, porque en las publicaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA) y de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) pueden colaborar en acelerar los plazos.

En la actualidad, la ANMAT tiene vacunas de tres laboratorios para analizar: a Pfizer se le suma la Sputnik V, vacuna rusa de HLB Pharma que es investigada desde el 2 de noviembre, y la que se producirá en Argentina, de Oxford y Astrazeneca, que se testea desde el 5 de octubre.

Sobre el desarrollo ruso, Salvarezza consideró que "Argentina tiene laboratorios que podrían producir la vacuna rusa", al igual que lo harán en el laboratorio MaBxience con la desarrollada en la universidad británica, y agregó que aún no se tiene información oficial pero ”se puede producir la vacuna rusa en Argentina" en declaraciones con El Destape Radio.

Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia y Tecnología

Un fármaco para el tratamiento del Covid-19

Luego de los estudios sobre el suero de convalecientes que no dieron los resultados esperados y las anunciada hidroxicloroquina que no funcionó en otros países, el mundo no solo espera la vacuna sino también un medicamento que pueda curar el coronavirus cuando ya se desarrolla en el cuerpo.

"Tenemos un par de fármacos que terminaron los ensayos clínicos", confirmó Salvarezza y destacó que la ANMAT también "está revisando el suero equino hiperinmune". Este tipo de aplicaciones tiene mucha más carga de anticuerpos que los que se producen naturalmente en personas.

Pero no es la única opción: "También terminó el ensayo clínico de la ivermectina y lo está revisando. Los resultados también se enviaron a The Lancet", sostuvo el ministro en relación a la importante revista científica.

A la vez, destacó por qué es importante encontrar soluciones que no sean solo preventivas, y que el Gobierno está “a la expectativa de tener el año que viene una alternativa terapéutica, porque habrá gente que no se vacunará rápido".