La polémica en torno a la decisión del gobienro bonaerense de hacerse cargo del viaje de egresados de más de 200 mil alumnos secundarios de la provincia mantiene encendidos a oficialistas y opositores. Convencidos de que defender o atacar la iniciativa, según el caso, supone sumar apoyo en su electorado, ambos espacios se sienten cómodos refiriéndose al tema.

Tras varios cruces de funcionarios, el propio gobernador Axel Kicillof tomó el tema como bandera en medio de la campaña para las legislativas.  "Lo que hacemos es dar trabajo a un sector en un momento del año donde no tienen trabajo", afirmó el mandatario provincial a FM Urbana en referencia a la iniciativa que, según señaló, se complementa con beneficios impositivos para el sector de la hotelería.

Agregó que "es pagarle directamente la hotelería, las excursiones y la gastronomía a unos 220.000 alumnos bonaerenses para que puedan hacer su viaje de egresados entre febrero y abril en destinos de la provincia" y precisó que, según las conversaciones mantenidas con las agencias de turismo, "por un monto de 30.000 pesos por chico o chica, serían cuatro días y tres noches".

Al referirse a los cuestionamientos que apuntaban a porqué ese dinero no se destinaba a otros contenidos educativos, el gobernador manifestó que "para lo que fue la pérdida de contenido educativo por la pandemia invertimos mucha más plata, contratamos 30 mil docentes con un costo de 15 mil millones de pesos".

Al ser consultado sobre si la iniciativa tenía fines electoralistas, remarcó que "todos los que estén mejor después de la pandemia votan, pero nuestro objetivo es que se recupere la economía".

"Si toda la salida de la pandemia –opinó- va a ser denotado como cuestiones electorales, hay que recordar que en el sector empresarial, turístico y educativo venimos haciendo inversiones que no tienen fines electorales".

En la otra vereda, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, cruzó al gobernador  a quien acusó de "no conocer las necesidades de los bonaerenses".

Vía Twitter, el presidente del PRO bonaerense indicó que "los chicos se merecen su viaje de egresados", pero destacó la necesidad de establecer prioridades tras el "año y medio sin clases" por la pandemia de coronavirus.

Fiel a su estilo, Macri enumeró las mejoras edilicias en las escuelas que podrían realizarse con el dinero destinado a impulsar la medida contemplada en el "Programa de Reactivación del Turismo Bonaerense".

"Kicillof destina $6.600 millones a esta iniciativa, y está claro que se pueden comprar tablets o hacer nuevas escuelas, pero la realidad de la provincia marca otras prioridades: como arreglar las 13 mil escuelas que ya existen y se caen a pedazos", aseguró Macri.

En la misma línea que Diego Santilli y Patricia Bullrich, el intendente de Vicente López señaló que Kicillof debería evitar enojarse ante las críticas, y "pensar más allá" de las elecciones generales de noviembre.

"El gobernador debería enojarse menos cuando marcamos este tipo de cosas y pensar más allá de las próximas elecciones. Es él quien parece no conocer las necesidades de los bonaerenses", tuiteó.