El presidente Alberto Fernández advirtió que "las visitas de los jueces a Olivos" durante el gobierno de Mauricio Macri son de una "gravedad inusual" y consideró que en la Argentina se está viviendo "un proceso parecido al de (el expresidente de Brasil Luiz Inácio) Lula da Silva y los Telegram entre (el exjuez Sergio) Moro y la fiscalía".

"Siempre los gobiernos intentaron intervenir en la Justicia para defender posiciones de Gobierno. Nunca se había visto usar a la justicia para perseguir a opositores", se quejó el jefe de Estado en declaraciones radiales. "Que un presidente tenga un vinculo inusual con un juez no es un problema, el problema es lo que pasó en la época de Macri. Escribir las cosas que escribió la Justicia para justificar lo que hizo", definió.

Y advirtió: "Necesitamos que los jueces no se presten a esto. Hay que cambiar la estructura judicial".

Nuevas restricciones

Rigen las nuevas restricciones por la segunda ola de coronavirus y tras las críticas, el mandatario nacional advirtió que en Semana Santa hubo "un nivel de relajamiento peligroso" y que con las medidas buscan "evitar el momento de mayor distención social".

"Me parece que toda medida es insuficiente si la gente no toma conciencia de la dimensión del problema. Con las restricciones aspiramos a evitar el momento de mayor distención social, que es cuando más contagios se producen", señaló en diálogo con El Destape Radio.

Vacunas

El Presidente confirmó que a mediados de abril continuarán llegando dosis de la vacuna rusa Suptnik V y que se esperan 2 millones de nuevas dosis de la fórmula china Sinopharm.

Economía

"La economía está creciendo a un ritmo impresionante", afirmó Fernández en tanto que apuntó a la necesidad de resolver la "pobreza" y la "informalidad". Advirtió que no se tomaron medidas para acotar la  actividad económica por la segunda ola de coronavirus porque no hubiero problemas de contagios en ese sector.

Por otro lado, indicó que la inflación "preocupa" y que mantuvo reuniones con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para trabajar sobre el "precio de la carne" entre otros temas. 

Tarifas

 

El jefe de Estado comentó que el Gobierno está "trabajando un proyecto de ley para declarar la emergencia energética hasta que podamos segmentar a los consumidores" para el pago de las tarifas e insistió en que no quiere "sumarle más problemas a la gente".

"Quiero que se termine la disyuntiva de pagar los remedios o la luz", sostuvo el mandatario y agregó: "Estamos haciendo esfuerzos para minimizar al máximo cualquier aumento".

Clases presenciales

 

Por otro lado, advirtió que no hubo decisiones sobre el funcionamiento de las escuelas ya que hubo "pocos contagios en colegios" y que "hay claramente una necesidad de que los chicos retomen el ritmo de estudios".

"El transporte público es usado en su mayoría por los chicos del colegio secundario. No tanto por los de nivel primario. Quisimos evitar suspender las clases para evitar lo que vivimos el año pasado. Hay claramente una necesidad de que los chicos retomen el ritmo de estudios. Hemos tenido pocos contagios en colegios. Por ese motivo no hemos tomado medidas con las escuelas", advirtió.

Violencia de género

En el marco de una reforma judicial, el jefe de Estado advirtió que la violencia de género es "un problema" en Argentina ya que las dependencias provinciales que atienden los casos tienen "enormes" dificultades para ser exitosas.