El secretario general de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional (FdT) Hugo Yasky resaltó que esa central pidió ser convocada por la Secretaría de Comercio Interior “para involucrarse en las iniciativas para garantizar el freno a los aumentos abusivos de los precios”.

Esa definición implica participar en los controles que decida la dependencia a cargo de Roberto Feletti en la dinámica de las decisiones tomadas por el Gobierno en cuanto a los aumentos de precios en productos de la canasta alimentaria.

“Los trabajadores y las trabajadoras no podemos mirar desde la tribuna esta disputa entre el Gobierno y los grandes formadores de precios. Tenemos que cuidar nuestro derecho a que la plata nos rinda y, para eso, tenemos que meternos en la cancha y ser protagonistas”.

La mirada del líder sindical se trazó sobre el escenario de las “grandes ligas de la economía”, en los términos que también planteó para defender su iniciativa por la reducción de la jornaba laboral.

“Hay que terminar con la prepotencia de los oligopolios”, dijo el sindicalista de extracción docente para respaldar la medida establecida por Comercio Interior para congelar los precios de 1.650 productos de consumo masivo hasta el 7 de enero de 2022.

Nos corren el arco

“Cada vez que avanzamos con los salarios, nos corren el arco volviendo a aumentar los precios”, dijo Yasky. El líder de la CTA de los Trabajadores volvió a enfatizar que los trabajadores y trabajadoras tienen el derecho legítimo de poder llevar el sustento diario sin complicaciones.

“Quienes vivimos de nuestro salario necesitamos medidas como esta que le pongan límite a la voracidad de las grandes empresas que tienen la sartén por el mango”.

Alineado con el Gobierno, pero sobre todo con el ala kirchnerista del Frente de Todos, el gremialista que forma parte de los legisladores oficialistas que buscarán renovar su banca el 14 de noviembre, estimó que “las pequeñas y medianas empresas, que son las principales creadoras de empleo, también sufren con la inflación generada por quienes controlan el mercado de alimentos e insumos difundidos. Por eso el Estado tiene que controlar la cadena de valor para determinar dónde se producen los abusos de esos sectores oligopólicos”, aseveró.