Las brechas de infraestructura digital y las dificultades para adoptar las últimas tecnologías digitales son las principales barreras para que las pymes aprovechen el crecimiento de la economía digital, que se ha reforzado globalmente desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Así lo manifestaron expertos de la industria en la conferencia Digital Innovation Day 2021 de América Latina y el Caribe, que se realizó recientemente en México.

Los hallazgos se basan en gran medida en estudios realizados por la gigante tecnológica china Huawei y por las investigaciones de observadores y analistas de la industria, como Boston Consulting Group (BCG) y otros, informaron medios especializados como TrendTIC.

Los datos muestran que si bien la economía digital ha estado creciendo más rápido que la economía tradicional durante varios años, la pandemia de COVID-19 fue la gran impulsora de la transición digital. Y, que para bien o para mal, para muchas pequeñas y medianas empresa de la región la única alternativa fue "digitalizarse u oscurecerse".

Mario Cimoli, secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ( CEPAL), que participó del encuentro, enfatizó que las políticas públicas son esenciales para transformar la economía de Latinoamérica considerando el tema digital de forma transversal.

"Lo digital debe ser un instrumento. Repensemos el rol de la política pública para lograr que lo digital sea la herramienta para un cambio estructural en toda la región. La política pública debe tomar lo digital como transversal", aseguró el funcionario.

Desafíos

"Las tres áreas de desafío de la infraestructura digital inadecuada, la adopción rezagada de las pymes y las brechas de talento fueron, con mucho, las más comúnmente identificadas como áreas problemáticas en todos los países del estudio. Por extensión, es probable que sean los mismos problemas en todas las rutas digitales nacionales. Para cualquier gobierno que esté limitado por los recursos y las prioridades en competencia, sugerimos que enfocarse primero en estas tres áreas puede ser de gran ayuda para impulsar una innovación beneficiosa adicional respaldada por una gobernanza ilustrada", aseguró por su parte Andrew Williamson, vicepresidente de Asuntos Públicos de Huawei Technologies.

Infraestructura como la banda ancha fija, la banda ancha móvil y la computación en la nube se han vuelto cruciales para el desempeño económico. Para 2030, se espera que el 5G contribuya entre el 2 y el 5% del PIB mundial, la IA contribuirá con alrededor del 15%, mientras que la IoT contribuirá entre el 12 y el 15 por ciento. En tanto que Blockchain aportaría alrededor del 4 por ciento.

Algunos gobiernos están poniendo lo digital en el centro de sus programas de recuperación del crecimiento económico y como impulsores del crecimiento de la productividad nacional a largo plazo. La Unión Europea, China y Corea del Sur planean brindar un apoyo fiscal sustancial a la inversión en infraestructura digital y nuevos sectores económicos como la economía algorítmica, las nuevas energías y la atención médica digital. Williamson también destaca cómo países como Sudáfrica, Brasil y Tailandia implementaron políticas y regulaciones de apoyo para facilitar la conectividad digital a aquellos que más la necesitaban durante la pandemia.

"La convergencia de tecnologías como las redes, la inteligencia artificial y la nube producirá un crecimiento explosivo en el sector digital, y también vemos que estas tecnologías unen fuerzas con los avances tecnológicos en el sector de las energías renovables", dijo César Funes, vicepresidente de Asuntos Públicos de Huawei Latinoamérica y el Caribe.

Pero más allá de la infraestructura y los desafíos digitales, el talento es una de las principales barreras para el crecimiento de la economía de la innovación impulsada por las tecnologías digitales transformadoras, según los resultados de una encuesta de BCG que abarcó a 1.775 gerentes y ejecutivos del sector de las TIC.

"Según la investigación, el alcance y la calidad de la reserva de talento digital de un país parece ser el factor clave para mejorar el crecimiento del ecosistema de innovación de un país. Además, un gobierno proactivo y un sector privado eficaz también son esenciales para una hoja de ruta para el desarrollo de la economía digital", dijo Andrew Williamson, vicepresidente de Asuntos Públicos de Huawei Technologies.

Acción conjunta

El marco de investigación se basa en las amplias observaciones de BCG de que la adopción digital conduce a la innovación digital, lo cual forma un círculo virtuoso ascendente de expansión económica digital. Sin embargo, esto debe estar respaldado por un sector privado dinámico y un entorno empresarial propicio.  También se consideró de suma importancia un Estado proactivo que apoye y participe en todo lo anterior.

"Si queremos que una visión optimista se haga realidad en términos de transformación digital y crecimiento innovador, debemos actuar en términos de política, infraestructura y talento. En algunas de estas áreas, necesitamos esfuerzos conjuntos tanto del sector público como del privado. Ambos juegan papeles muy importantes", dijo Michael Chen, director de Comunicación Corporativa de Huawei para América Latina y el Caribe.

Los participantes del Digital Innovation Day 2021 coincidieron en pedir esfuerzos conjuntos, estableciendo estrategias digitales nacionales proactivas y apoyando a las empresas para que adopten tecnologías digitales y hagan crecer los grupos de talentos locales.