La Organización Mundial de la Salud ( OMS) aconsejó no usar el medicamento antiviral remdesivir para tratar a los pacientes con coronavirus (Covid-19), ya que, según explicó una comisión del Grupo de Desarrollo de la Directriz de la entidad, no encontró evidencias de que sea eficaz contra la enfermedad en ninguno de los aspectos "que importan para los pacientes", como la mortalidad reducida, la necesidad de la ventilación médica y el tiempo para la mejoría clínica, entre otros.

En una nueva versión de su guía de medicamentos contra el Covid-19, la OMS aseguró que es posible que todos los efectos beneficiosos del fármaco "sean pequeños" y "la posibilidad de un daño importante permanece". De acuerdo con la organización, estas conclusiones se basan en cuatros estudios aleatorizados que contaron con la participación de 7.333 pacientes.

De hecho, tras examinar las pruebas, los expertos concluyeron que el Remdesivir administrado por vía intravenosa "no tiene un efecto significativo en la mortalidad o en otros resultados importantes para los pacientes". 

El Remdesivir "no es efectivo" según la OMS

En este sentido, recuerdan que la certeza de los resultados del antiviral es baja y añaden que no hay ninguna prueba de que Remdesivir tenga algún beneficio.

Por eso, sugirieron en una publicación de este viernes en la revista British Medical Journal (BMJ) "no administrar el remdesivir en adición a la atención usual para el tratamiento de pacientes hospitalizados con Covid-19, independientemente de la gravedad de la enfermedad".

Sin embargo, los especialistas alentaron que más pacientes se inscriban en los ensayos de Remdesivir para obtener más pruebas sustanciales, especialmente en relación con grupos específicos de pacientes.

"Puede que haya algunas señales de que las personas menos enfermas o que se encuentran en una etapa más temprana de la enfermedad podrían ser un área a explorar", dijo uno de los responsables del panel de expertos, Bram Rochwerg, en una conferencia de prensa.

Además, la OMS advirtió que “no se entenderá la historia completa de Remdesivir hasta que su fabricante, Gilead, publique los informes completos de los estudios clínicos”.

Aunque desaconsejó su uso, la OMS llamó a realizar más ensayos

En reemplazo de este medicamento, la OMS recomendó el uso de la dexametasona, y aclaró: "Dada la posibilidad de un daño importante, al igual que el relativo alto costo y los recursos implicados asociados al remdesivir (se administra por vía intravenosa), es una recomendación apropiada", dice la guía.

Aparte del remdesivir, el estudio evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón, aplicados a un total de 11.266 pacientes adultos en 405 hospitales de 30 países.

Qué dijo la compañía que hace remdesivir

El Remdesivir ha recibido atención mundial en el tratamiento de casos graves de coronavirus y se utiliza cada vez más en pacientes hospitalizados, sobre todo en Estados Unidos, donde incluso se le administró al presidente, Donald Trump. De hecho, meses antes de que se dieran a conocer los resultados de ese estudio de la OMS, el pasado 1 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia del remdesivir.

Por su parte, Gilead Sciences, el fabricante del antiviral, aseguró estar “decepcionado de que las directrices de la OMS parezcan ignorar los resultados”, una recomendación del organismo mundial basada en un informe con datos que no se han puesto a disposición del público ni han sido revisados por pares.

“Las recomendaciones de instituciones creíbles para el uso de Remdesivir como tratamiento estándar se basan en pruebas sólidas de múltiples estudios aleatorios y controlados publicados en revistas revisadas por pares que demuestran los beneficios clínicos de Remdesivir”, disparó la compañía en un comunicado.

El visto bueno del órgano regulador se basó, entre otros, en un ensayo clínico llevado a cabo por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en EE.UU. (NIAID, por sus siglas en inglés) en abril.

Este involucró a 1.063 pacientes. Unos recibieron placebo y otros remdesivir. El estudio concluyó que el fármaco reducía el tiempo de recuperación de 15 a 11 días. El impacto en la mortalidad, sin embargo, no estuvo tan claro. La tasa de mortalidad de los pacientes tratados con remdesivir fue un 8%. En los que recibieron el placebo, un 11,6%.