Este viernes 30 de julio es el Día Mundial contra la Trata de Personas. En Argentina, el Gobierno anunciará hoy la ampliación del programa de asistencia a las víctimas de trata de personas.

Los anuncios se enmarcan en el Plan Nacional de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas 2020/2022, y tienen el objetivo de fortalecer y ampliar el trabajo que realiza el comité en todo el territorio nacional.

Entre otros temas, los nuevos programas impulsarán la formación e inserción laboral de las víctimas de trata y garantizarán el acceso a la salud mental en todo el territorio nacional. A su vez, se anunciará la firma de un convenio para impulsar el primer estatuto de acceso a la vivienda y la ampliación de los equipos del Programa Nacional de Rescate.

Día Mundial contra la Trata

En 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 30 de julio como una fecha para crear mayor conciencia de la situación de las víctimas de la trata de personas y de promover y proteger sus derechos.

Qué es la trata de personas

La trata es una forma de explotación realizada por personas en situación de poder con respecto a las víctimas, a quienes someten en contra de su voluntad. Puede tener fines económicos, pero no siempre es el caso: existe la trata de personas mediante la explotación sexual, trabajos forzados, servidumbre, reducción a la esclavitud y más.

Se trata de “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación", según la definición de la Convención de las Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional.

La explotación puede incluir, como mínimo, "la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”, según el artículo 3 del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente mujeres y niños, de la Convención de las Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional.

La trata de personas puede darse en trabajos forzados en agricultura

La trata de personas es un crimen organizado trasnacional que requiere la cooperación entre los países para su persecución, sanción y para su prevención y asistencia a las víctimas, indica el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos (IPPDH) del Mercosur.

Trata de personas y pandemia

"La crisis desatada por la pandemia del COVID-19, con impacto en las situaciones socioeconómicas especialmente en los grupos en situación de vulnerabilidad y la acentuación de desigualdades y oportunidades que trajo aparejada, requiere profundizar las medidas de prevención, asistencia y protección de víctimas en torno al delito de la trata de personas", sostiene el IPPDH.

Según datos publicados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en 2018, hubo alrededor de 50.000 víctimas de la trata de personas. Los datos dan cuenta de que el 50% de las víctimas detectadas fueron objeto de trata con fines de explotación sexual, y el 38  % fueron explotadas para realizar trabajos forzosos. Asimismo, las mujeres siguen siendo las principales víctimas y representan el 46 % y las niñas el 19 % de todas las víctimas de la trata. De hecho, a nivel mundial, una de cada tres víctimas detectadas es un niño o una niña.

El Protocolo también señala que el consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación intencional descrita no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados, y la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un niño con fines de explotación se considerará "trata de personas" incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados.

Aquí estoy

Para este año, la Organización de las Naciones Unidas ( ONU) focalizó la campaña contra la trata en dar voz a las víctimas, mediante la difusión de un corazón azul para visibilizar la problemática, con la frase "Aquí estoy".

"¿Por qué el Corazón Azul? El Corazón Azul representa la tristeza de quienes sufren la trata, al tiempo que nos recuerda la insensibilidad de aquellos que compran y venden a otros seres humanos. Conoce la campaña de este año con material en lenguas, así como la web #Aquíestoy, una campaña desarrollada en México por UNODC en 2017, con gran cantidad de material reutilizable para ayudarnos a difundir el mensaje.