El multimillonario Bill Gates, que desde el comienzo del coronavirus (Covid-19) predijo todo lo relacionado a lo que iba a suceder con la pandemia, acertó esta vez con la eficacia de las vacunas que funcionan bajo la tecnología de ARN mensajero, como las que utilizan las de Moderna y Pfizer/BioNTech.

Un tipo de tecnología que la Fundación Bill y Melinda Gates financian desde 2014 como una forma de crear vacunas para la malaria y el VIH. "Es genial que la tecnología ahora permita un progreso sin precedentes en Covid-19", explicó Gates en su blog.

Además, utilizar el ARNm tiene otro tipo de ventajas ya que se puede crear más rápido que las convencionales y son mucho más fáciles de producir en grandes cantidades. Como desventaja, Gates explicó que todavía no hay muchas fábricas donde se puedan fabricar productos de ARNm y que muchos de ellos, como son Pfizer y Moderna, y otra contra es que deben almacenarse a temperaturas muy bajas como -70 ° C, lo que dificulta su distribucipon.

"Predigo que las vacunas de ARNm serán más rápidas de desarrollar, más fáciles de escalar y más estables de almacenar durante los próximos cinco a diez años. Eso sería un gran avance, tanto para futuras pandemias como para otros desafíos de salud mundial". "Las vacunas de ARNm son una plataforma prometedora para enfermedades como el VIH, la tuberculosis y la malaria", consideró.

En las últimas semanas, varios países europeos cancelaron la vacunación contra el coronavirus (Covid-19) de los laboratorios de AstraZeneca y Janssen y no renovaron contratos con dichas farmacéuticas.

Lo mismo ocurrió con Dinamarca quien además comunicó en los últimas días la suspención definitiva de la aplicación de AstraZeneca. Estos acontecimientos ponen como prioridad a las vacunas de Pfizer y Moderna que implementan una tecnología diferente a otras vacunas, utilizando al ARN mensajero, el que Bill Gates apostó desde un comienzo.

Vacunas con ARN mensajero

A través de su página web, el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) explica que las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacunas que protegen contra enfermedades infecciosas. A diferencia de las otras, no inyectan un virus atenuado o modificado, un metódo más convencional que utilizan la mayoría de vacunas, también las de AstraZeneca y Janssen. 

Las vacunas con tecnología ARNm enseñan a nuestras células a producir una proteína, o incluso una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo, según informó el sitio El Economista de España.

Esa respuesta inmunitaria, que produce anticuerpos, es la que nos protege de infecciones si el virus real ingresa a nuestros organismos.