El juez de transición de Entre Ríos Carlos Ríos citó este viernes a declaración indagatoria para noviembre próximo a los tres hermanos Etchevehere y a la madre, Leonor, a raíz de una denuncia por estafa que hizo Dolores en 2011.

En medio del conflicto familiar, Dolores Etchevehere había acusado a sus hermanos de ese delito a raíz del manejo del diario de Paraná, que tenían a su cargo.

Los hermanos ya estaban imputados en la causa y este viernes, un día después del desalojo de Casa Nueva, el juez los citó a indagatoria.

Además, fijó las fechas: 17 de noviembre para Luis Miguel Etchevehere; el 19 para Arturo Sebastián Etchevehere; el 24 para Juan Diego Etchevehere, y el 26 para Leonor.

Causa por estafas

La causa es de 2011 y pasó por distintos jueces y, si bien la imputación fiscal era de tiempo atrás, la convocatoria a los Etchevehere como acusados fue firmada este viernes, el día después de ser desalojada Dolores del campo que ella tenía en disputa con sus hermanos.

La acusación es por préstamos bancarios solicitados que se habrían utilizado con otros fines a los declarados y ahora se los cita por supuestas estafas.

La disputa entre los hermanos está atravesado por múltiples denuncias cruzadas, incluso, algunas que se hicieron en los últimos días a raíz de la disputa por el campo Casa Nueva, el cual le fue quitado a Dolores quien ingresó con militantes que responden a Juan Grabois el pasado 15 de octubre.

Dolores Etchevehere denunció por violencia económica contra sus hermanos ante el juez Daniel Rafecas, por la forma en que obtuvieron unos créditos bancarios.

El desalojo

Tras el desalojo de Casa Nueva, el abogado Facundo Taboada, defensor de Dolores, sostuvo que la jueza María Carolina Castagno ordenó la restitución inmediata del campo a los hermanos varones de la familia por "presiones ajenas a la Justicia".

Taboada, sobre los hechos ocurridos este jueves en la propiedad privada de la familia Etechevehere, afirmó: "Me parece que la jueza Castagno cedió ante presiones evidentes, que le llevaron hacer una lectura parcial de la causa".

Juan Diego, en tanto, responsabilizó al Gobierno nacional y provincial por el accionar en la toma ilegal de la estancia Casa Nueva de Entre Ríos, y consideró "gravoso" como Juan Grabois "utilizó" a su hermana Dolores.

"El Gobierno nacional estuvo detrás de esto como así también el gobernador (Gustavo) Bordet al liberar la provincia", dijo Juan Diego, quien consideró que todo es "más que evidente porque no hubo una condena por la usurpación".

Sobre su ingreso al casco de la estancia, en diálogo con "El Exprimidor", relató: "Me impactó ver la cama de mis padres desecha y las fotos de mis abuelos en el piso, es una sensación de violación".

Y agregó: "Los bienes se dividieron equitativamente ni bien falleció mi papá y Dolores vendió todas sus participaciones".