La municipalidad de Ituzaingó clausuró este lunes dos locales de la cadena de supermercados Carrefour por comercializar productos no esenciales durante la cuarentena.

Según informó el medio local Anticipos, las sucursales vendían, además de productos esenciales, también productos de bazar, indumentaria, juguetería y electrodomésticos, entre otros.

Este hecho violó la ordenanza municipal Nº 5.261, que establece precisamente que durante el Aislamiento Social, preventivo y Obligatorio solo se podrán comercializar productos considerados como esenciales.

Se trata de dos locales ubicados uno cerca del otro, en la Avenida Ratti y la Avenida Blas Parera.

No es la primera vez que sucede un hecho de estas características en el conurbano bonaerense. A fines de mayo, la municipalidad de Morón clausuró sectores de un supermercado de la marca Jumbo por vender productos de bazar y electrodomésticos. En este caso, sin embargo, no se realizó una clausura de la sucursal entera.

En los últimos días, más partidos del conurbano, como Lanús o Tres de Febrero, resolvieron restringir la venta en supermercados solo a bienes esenciales. 

Se trató de pedidos de cámaras que agrupan a comercios más pequeños, ya que los rubros no esenciales nunca tuvieron permitido abrir para atención al público (aunque sí bajo la modalidad de venta online) en los partidos del conurbano, por lo que consideran que se trata de una competencia desleal de los supermercados, sobre todo tras el regreso a una fase de cuarentena estricta desde el miércoles 1 de julio.

Agrupaciones de pymes como la Cámara Argentina de la Mediana Empresa ( CAME) apoyaron las medidas.