La clínica privada Centro de Salud Norte de Villa Adelena fue clausurada esta mañana por orden de la jueza Sandra Arroyo Salgado en medio de las investigaciones por la ola de contagios que ya reportó 13 personas, entre las que se encuentran personal de salud y denuncias cruzadas por la falta de medidas preventivas en el tratamiento de una paciente que falleció por coronavirus y que fue reportado postmortem. 

La mujer de 65 años fallecida el 6 de abril fue registrada como "muerte por paro cardiaco", cuadro que se modificó días después ante el test positivo de covid-19 al momento de la autopsia, lo que provocó que tanto el personal del servicio de sepelio, como familiares y trabajadores de salud de la institución se sumaran al listado con coronavirus. 

La denuncia ante el Juzgado Federal Nro 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado fue presentada por el hermano de la "paciente cero", en donde afirmó que el Centro de Salud Norte "ocultaron el verdadero motivo" del fallecimiento de la mujer. En el mismo sentido, la casa de sepelios también se sumó después de reportar en el dueño y su hijo, quien colabora en la actividad, como nuevos pacientes con coronavirus. 

En tanto, Arroyo Salgado ordenó la ejecución de la clausura al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, junto a la Municipalidad de Vicente López y PAMI, que además deberán garantizar el traslado de los pacientes que aún permanecen en la institución, con intervención policial. 

Además, la resolución hace eco del artículo 23 del Código Penal, en el que se dispone el "decomiso preventivo de inmuebles y bienes relacionados con el delito".