La Justicia Federal ordenó que unos 500 mil dólares que fueron secuestrados en el aeropuerto de Ezeiza en un operativo realizado en el año 2008 se utilicen para comprar kits reactivos e insumos en la Facultad de Medicina de la UBA y en el Hospital Muñiz para hacer frente a la situación epidemiológica derivada del Covid-19 y mitigar el impacto sanitario. La fiscal federal de Lomas de Zamora Cecilia Incardona había requerido el pasado 8 de abril que el dinero del operativo realizado el 28 de agosto de 2008 en el aeropuerto, cuando se intentaba trasladar la plata hacia la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, se destine a cubrir las demandas del sistema de salud. El Juzgado ordenó que se transfiera la plata a la Facultad de Medicina de la UBA, a fin de que se adquieran los kits reactivos, insumos y/o equipamientos que resulten necesarios. Además, el Juzgado dispuso que se destine la suma de 25 mil dólares a la Cooperadora del Hospital Francisco J. Muñiz Asociación Civil para la adquisición de los bienes o insumos necesarios.