Internos de una cárcel de Magdalena y de un penal de Melchor Romero se sumaron en las últimas horas a una iniciativa cultural que propone poner en funcionamiento pabellones literarios, donde los libros, la lectura y la escritura sean los principales protagonistas, informó el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Con esta nueva incorporación, ya son seis los penales que cuentan con pabellones literarios: la Unidad 40 de Lomas de Zamora, 30 de General Alvear, 31 de Florencio Varela, 50 de Batán, y estas últimas dos, la Unidad 28 de Magdalena y 45 de Melchor Romero.

La iniciativa, que consiste en la instalación de una biblioteca y el dictado de talleres literarios, cursos de alfabetización y promoción de lectura, cuenta con el apoyo del juez Roberto Conti quien aseguró que los resultados de los pabellones literarios son muy alentadores. "Baja el nivel de violencia interna, sube la adquisición de conocimiento y los libros y las palabras desplazan a las peleas", sostuvo. 

La iniciativa surge de un trabajo en conjunto entre el ámbito judicial, el penitenciario y el religioso, a través de un proyecto de recolección y donación de libros realizado con la editorial Penguin Rhandom House y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). "Nuestro pabellón se transformó con la lectura, pasamos del conflicto y la discusión a la reflexión. Actualmente somos 50 y todos participamos. Había muchos que nunca habían leído un libro en su vida y hoy piensan en leerles a sus hijos", dijo Gonzalo, interno de la Unidad 30 que se encuentra transitando esta experiencia, según el comunicado de prensa emitido por el SPB.