La justicia exigió al actor Juan Darthés que presente un certificado médico que demuestre que padece "depresión" y, en ese caso, lo habilite a no declarar si es que quiere seguir adelante con el juicio que inició contra la actriz Ana Coacci por calumnias e injurias, informaron fuentes de los tribunales porteños.

El actor, quien reside en Brasil, no se presentó a declarar en la audiencia de mediación con Coacci, quien lo había acusado de abuso sexual durante las grabaciones de la tira televisiva Gasoleros en 1999.

El abogado Fernando Burlando, quien representa a Darthés, ratificó que el actor atraviesa una "depresión profunda" y que "no estaba obligado a presentarse" ante esta audiencia porque "no existe denuncia penal".

Raquel Hermida, abogada de Coacci, precisó que durante la audiencia se le exigió a Darthés que presente un certificado médico que demuestre su "depresión" y la imposibilidad de viajar, con lo cual se podría habilitar a que haga una declaración por videoconferencia.

"Si estaba imposibilitado de viajar debía presentar un certificado médico, sino está obligado a estar presente", se quejó Hermida a la salida de Tribunales cerca del mediodía.

Darthés, quien desde el 20 de diciembre reside en la ciudad brasileña de San Pablo, Brasil, no se presentó en la mediación a la que sí asistió Coacci, conocida como Anita Co. La actriz llegó cerca de las 9.30 acompañada por familiares y miembros del colectivo Actrices Argentinas, entre ellas Thelma Fardín, quien acusó a Darthés de haberla violado cuando tenía 16 años, Julieta Díaz, Mirta Busnelli y Laura Azcurra, entre otras.