Un informe científico reveló la aparición de un nuevo virus de origen animal en China. En esta ocasión, se detectaron 35 contagiados provenientes de las ciudades de Shandong y Henan, según informó el portal "Global Times", citando un apartado de un estudio publicado por New England Journal of Medicine. Ninguno de ellos atraviesa una situación delicada.

El virus, del tipo Henipavirus, fue hallado en diversas muestras tomadas de la garganta de los respectivos pacientes, quienes recientemente tuvieron contacto con animales. Además, presentaron síntomas que se asemejan al coronavirus: fiebre (100%), cansancio (54%), tos (50%), pérdida del apetito (50%), dolores de cabeza (35%) y musculares (46%), y náuseas (38%).

Henipavirus

De los 35 contagiados, sólo 26 presentaron dicho estado clínico, sumando también vómitos e irritabilidad. En tanto, el medio "The Paper" explicó que el Henipavirus nace del salto de enfermedades de animales a humanos, una de las causas emergentes en la región de Asia-Pacífico.

A tres años de la aparición del coronavirus, el subdirector del Departamento de Patologías Infecciosas del Hospital Huashan no descartó que se trate de la última enfermedad contagiosa en declararse como pandemia. "Nuevas enfermedades tendrán un impacto cada vez mayor en la vida diaria de la raza humana", remarcó.

Henipavirus

Henipavirus proviene de los virus de los Hendra (HeV) y Nipah (NiV). La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que Hendra puede provocar desde infecciones asintomáticas hasta respiratorias agudas y encefalitis graves. También, informaron que la tasa de mortalidad ronda entre el 40 y 75%. Sin embargo, "puede variar en función de las capacidades locales de investigación epidemiológica y manejo clínico".

El portal de noticias "The Paper" detalló que el medio por el cual se originó la transmisión de este virus son los murciélagos de la fruta. Por su parte, "Global Times" indicó que, hasta el momento, no se transmite entre humanos.

En lo que respecta a los casos recientes en China, los investigadores del New England Journal of Medicine afirmaron que "no hubo contacto cercano o antecedentes de exposición común entre los pacientes, lo que sugiere que la infección en la población humana puede ser esporádica". De todas formas, Wang Linfa, profesor de la Univeridad Nacional de Singapur, solicitó "ser vigilantes" del Henipavirus, aunque "no entregarnos al pánico por el descubrimiento de este virus".