Este miércoles 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis, una fecha destinada a generar consciencia en la población. La hepatitis muchas veces se pasa por alto, y termina avanzando de una forma silenciosa sobre el organismo. Es una enfermedad que inflama el hígado cuando se lesiona o infecta, y puede dañarlo severamente.

Día mundial contra la hepatitis: causas

La hepatitis puede ser causada por varios motivos, que pueden ser: 

  • Células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado
  • Infecciones por virus (como las hepatitis A, B o C), bacterias o parásitos
  • Daño hepático por alcohol o tóxicos (venenos)
  • Medicamentos, como una sobredosis de paracetamol
  • Hígado graso

La enfermedad hepática también puede ser causada por trastornos hereditarios, como la fibrosis quística o la hemocromatosis, una afección que consiste en tener demasiado hierro en el cuerpo.

Existes 7 tipo de hepatitis 

Hepatitis B 
Se trata de una infección grave del hígado causada por el virus de la hepatitis B que se puede prevenir fácilmente mediante una vacuna que consta de tres dosis. 

Hepatitis C
Infección causada por un virus que ataca al hígado y provoca inflamación
. El virus se propaga por el contacto con la sangre contaminada, por ejemplo, al compartir agujas o utilizar equipos de tatuaje no esterilizados.

Hepatitis alcohólica 
Inflamación del hígado ocasionada por la ingesta excesiva de alcohol
. La hepatitis alcohólica puede presentarse por el consumo excesivo de alcohol durante muchos años. Los síntomas incluyen coloración amarillenta en la piel y los ojos, y aumento del tamaño del vientre debido a la acumulación de líquido.

Hepatitis autoinmune 
Inflamación hepática que se produce cuando el sistema inmunológico ataca al hígado. Se desconoce la causa de la hepatitis autoinmune. Los síntomas incluyen fatiga, malestar abdominal y dolor en las articulaciones.

Hepatitis D
Enfermedad hepática grave ocasionada por la infección con el virus de la hepatitis D. La hepatitis D solo ocurre entre las personas que están infectadas con el virus de la hepatitis B. La transmisión requiere el contacto con sangre infectada. Las poblaciones en riesgo son las personas que consumen drogas intravenosas y los hombres que tienen sexo con hombres.

Hepatitis A 
Infección hepática muy contagiosa ocasionada por el virus de la hepatitis A. La hepatitis A se puede prevenir con una vacuna. Se propaga mediante el agua o los alimentos contaminados, o por el contacto con una persona infectada.

Hepatitis E
Enfermedad hepática ocasionada por el virus de la hepatitis E. El virus de la hepatitis E se transmite principalmente al consumir agua infectada con materia fecal. Los síntomas incluyen ictericia, falta de apetito y náuseas. Raras veces, puede avanzar hasta provocar la insuficiencia hepática aguda.

Hepatitis: ¿Qué daños causa? 

La inflamación asociada con una infección por hepatitis B puede provocar una cicatrización extensa del hígado (cirrosis), la que puede afectar el funcionamiento hepático. Cáncer de hígado.

Las personas que padecen hepatitis B crónica tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de hígado. Insuficiencia hepática.

La vacuna puede prevenir la hepatitis B, pero no existe cura si ya padeces la enfermedad. Si estás infectado, tomar ciertas precauciones puede prevenir el contagio del virus a otras personas.

¿Cómo detectar la hepatitis en una persona? 

En primer lugar el médico examinará y busca signos de la enfermedad a simple vista, como la piel amarillenta o dolor abdominal. De no verse a simple vista se mandará a analizar al paciente. 

Se harán estudios de: 

  • Análisis de sangre:. Los análisis de sangre pueden detectar signos del virus de la hepatitis B en el cuerpo e indicarle al médico si es aguda o crónica. Con un análisis de sangre sencillo también se puede determinar si eres inmune a esta enfermedad.
  • Ecografía hepática: Una ecografía especial llamada «elastografía transitoria» puede mostrar la extensión del daño hepático.
  • Biopsia de hígad:. Es posible que el médico extraiga una pequeña muestra del hígado para realizar análisis (biopsia de hígado) en pos de verificar la existencia de daño hepático. Durante este análisis, tu médico inserta una aguja delgada a través de la piel y la dirige hacia el hígado a fin de extraer una muestra del tejido para analizarla.

La OMS habló de la hepatitis y los casos a nivel mundial 

Según explicó la OMS, las hepatitis virales representan una elevada carga de enfermedad y mortalidad a nivel mundial. Se estima que el 57% de los casos de cirrosis hepática y el 78% de los casos de cáncer primario de hígado son debidos a infecciones por los virus de la hepatitis B o C.

Reconociendo el importante problema de salud pública que representan las hepatitis, en 2010, la 63° Asamblea Mundial de la Salud designó el 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis y solicitó una respuesta integral en la lucha contra las hepatitis. Desde entonces, la OPS y la OMS se han movilizado para unir esfuerzos y establecer estrategias para combatir la hepatitis tanto a nivel global como regional.