Cada 10 de junio se conmemora en nuestro país el Día de la Seguridad Vial, la primera causa de muerte en menores de 35 años, y la tercera sobre la totalidad de causas. A nivel mundial, Argentina es uno de los países con mayor índice de mortalidad, y si bien la pandemia por Covid-19 cambió también este escenario disminuyendo los casos de víctimas fatales, los números aún son elevados. Frente a un incidente de tránsito en plena segunda ola ¿cómo podemos asistir disminuyendo los riesgos de exponernos al contagio?
La Asociación Civil “Luchemos por la vida” informó que, en el 2019, antes del inicio de la pandemia, el promedio de mortalidad por este tipo de incidentes fue de 19 personas por día y de 6.627 al año, con aproximadamente 120.000 personas lesionadas en diferentes grados de severidad y miles de discapacitados. Aunque, en lo que respecta al 2020 y el 2021 las cifras han disminuido notablemente debido al aislamiento social preventivo obligatorio.
 
En general, las múltiples causas de estos incidentes tienen que ver con el incumplimiento de las normas, recordando que todos ellos se pueden prevenir. Es por esto que hablamos de incidentes (prevenibles) y no de accidentes (no se pueden prevenir).
 
La Asociación Argentina de Cirugía resalta la importancia de concientizar y motivar la prevención, considerada como la primera gran medida para disminuir la morbi-mortalidad por incidentes de tránsito. Las principales causas de estos incidentes viales son: exceso de velocidad, ingesta de bebidas alcohólicas, utilización del celular (sea conductor o peatón), conducir de noche, con niebla o lluvia, falta o inadecuado uso del cinturón de seguridad, ciclistas/motociclistas sin luces, elementos reflectantes y casco protector, no respetar las normas de tránsito y la prioridad de paso peatonal, entre otras.
 
Teniendo en cuenta el contexto que atravesamos, se recomienda reforzar las medidas de prevención, y en caso de asistir a victimas utilizar el kit de emergencia que contempla el Equipo de Protección Personal (EPP) para Covid-19. Cualquier individuo puede ser partícipe o presenciar el momento de un incidente de tránsito, por lo que es importante estar preparado para saber cómo actuar sin generar más daño y con menor riesgo de exposición.
 
Desde la Asociación, brindan una serie de recomendaciones para ayudar disminuyendo la exposición a la Covid-19:

  • Incorporar al botiquín de primeros auxilios del vehículo, al menos, un Equipo de Protección Personal (barbijo, guantes, máscara de protección facial o antiparras y camisolín).
  • Detenerse en un lugar seguro para auxiliar.
  • Señalizar con balizas el lugar para no provocar otros incidentes.
  • Llamar urgente al servicio de emergencias, policía y/o bomberos.
  • En caso de saber asistir a la víctima antes de que llegue la emergencia médica colocarse el EPP.
  • Comprobar los signos vitales (pulso carotídeo y movimientos respiratorios). No acercar el rostro al paciente ya que las secreciones respiratorias pueden contagiar COVID-19 y seguir las guías internacionales para manejo de paro cardíaco y COVID-19.
  • Ponerse en contacto con las autoridades sanitarias para adquirir información sobre la vigilancia luego de haber estado en contacto con una persona que pueda ser COVID-19 positivo.
  • Evitar la aglomeración de personas en el lugar del incidente.  
  • Socorrer, tranquilizar y acompañar permanentemente a las víctimas evitando su movilidad cervical hasta tanto llegue personal sanitario profesional. De ser posible, manteniendo la distancia social recomendada.
  • Si no hay riesgo de incendio o atropello, no intentar sacar o movilizar a las víctimas.
  • Usar Equipo de Protección Personal siempre en caso de contacto con sangre o fluidos corporales de las víctimas. Si no lo posee, tener la precaución de realizar luego un adecuado lavado de manos y consultar al personal sanitario para saber cómo debe continuar con su protección.
  • No realizar el traslado de las víctimas en vehículo particular, excepto si se encuentran en un lugar incomunicado. En dicho caso, usar el Equipo de Protección Personal y llevar las ventanillas abiertas del vehículo.
  • En el caso que ya haya personal sanitario o policial en el lugar, no detenerse. Aminorar la marcha, pero no demasiado para no impedir u obstruir el paso de vehículos de asistencia médica o policial, y para no producir nuevos incidentes.