Esta catastrófica crisis sanitaria podría, paradójicamente, dar un poco más de vida al Planeta. La pandemia está encauzando un consumo más consciente. En el Día de la Tierra, que se celebra el 22 de abril, un estudio analiza inquietudes, hábitos y tendencias que se ven en el público y las marcas en torno a la sustentabilidad. 

"La pandemia nos hizo reevaluar prioridades y ser más conscientes del rol del consumo en nuestra vida. Aprendimos que podíamos consumir distintas cosas, comprar en otros lugares, descubrir nuevas marcas, comprar más digital y de modo más cercano en el barrio. Nos hicimos más atentos al impacto del consumo y de nuestras acciones sobre el planeta", explica Ximena Diaz Alarcón, Co-Fundadora & Directora de Contenidos de Youniversal, consultora regional especializada en investigación y tendencias.

La firma realizó una serie de investigaciones recientes en Argentina, basadas en una encuesta nacional de 1000 casos, donde surgieron además preocupaciones emergentes respecto de los empaques secundarios y la sustentabilidad: 6 de cada 10 argentinos reconoce estar más consciente del impacto del consumo en el planeta, 8 de cada 10 reconoce estar preocupado por el futuro del planeta y 4 de cada 10 encuestados sostiene que le preocupan los envoltorios excesivos para resguardar los productos en el proceso de delivery.

En este marco, la consultora identificó seis tendencias de consumo sustentable:

  •  Productos sin packaging o con refill: el surgimiento de nuevos productos o bien de venta a granel al estilo de Cero Market en Argentina, donde el producto se puede adquirir sin empaques.También "Al Gramo", empresa chilena con pequeños camiones que circulan por los barrios, donde los consumidores pueden rellenar los productos de limpieza y cuidado del hogar de primeras marcas, reutilizando envases que ya tienen. 
  • Productos con empaques reciclables: Loop es una iniciativa que fabrica empaques recargables para productos y envía a los consumidores sus pedidos en contenedores reutilizables, programando los tiempos de recogida en función de factores como cuándo un consumidor tiene programado recibir otro envío, en lugar de hacer un viaje adicional.
  • Productos recuperados: Surge una nueva forma de comprar "segunda mano", productos con poco uso, revendidos por los consumidores en las propias tiendas de la marca, como forma de ayudar a minimizar un nuevo consumo y su impacto ambiental. La consulta menciona el ejemplo del local de Nike Refurbished, que recibe, recupera y revende productos con poco uso. También el arreglo de los productos, evitando una nueva compra. Una firmas como Stitch Fix invita a los consumidores a arreglar sus prendas en talleres gratuitos que la marca ofrece. 
  •  Productos con nuevos materiales: Buscando innovación sustentable, llegan también nuevos materiales como las algas, los hongos y la yuca para bolsas que se pueden disolver en agua. Por ejemplo, cerveza Corona desarrolló un packaging sustentable elaborado con el tallo de la cebada excedente.
  • Green delivery:  Como ejemplo, el retailer online OCADO, ofrece la alternativa de un delivery más sustentable, que el consumidor puede elegir. Ese green delivery entrega los pedidos en camionetas con rutas más eficientes en cuanto a consumo de combustible. 
  • Consumo compensado: Aplicaciones como WREN, que ayudan a calcular la huella de carbono de los consumos que realizamos y a través de una suscripción mensual, colaboran con causas que compensan los efectos del consumo sobre el planeta. En Argentina, la firma PEPONAS planta un árbol por cada producto vendido.

noticias relacionadas