El Día Mundial del Peatón fue instaurado el 17 de agosto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en memoria del primer caso registrado en 1897, cuando Bridget Driscoll, una ciudadana de Londres, muriera atropellada por un vehículo a motor. 

Un informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) señaló que durante 2020 en Argentina 6 de cada 10 víctimas fatales en siniestros viales resultaron ser usuarios de motos y bicicletas y peatones. Las estadísticas mundiales indican que los peatones son los usuarios más vulnerables en el sistema del tránsito. En Argentina, se estima que en 2019 más de 1500 peatones murieron en el tránsito. Más del 20% de todas las víctimas fatales. Solo en la ciudad de Buenos Aires, en dicho año, 34 peatones perdieron la vida, 33% del total de los muertos en el tránsito.

Un reciente estudio de Luchemos por la Vida muestra que solo el 12% de los conductores les da la prioridad en la Ciudad de Buenos Aires. Esto estimula a los peatones a cruzar por cualquier parte. Sólo un 10% de esta cruza correctamente. Un peatón adulto corre un 10% de riesgo de morir al ser atropellado por un auto a 30 km/h y tiene más de un 30% de riesgo de muerte si es atropellado a 40 km/h.

"Todos somos peatones pero, en general, en la Argentina los conductores no otorgan la prioridad a los peatones en las esquinas o sendas peatonales, donde la mayoría de las veces estos tienen que parar para dejar pasar a autos, colectivos, camiones, motos y bicis, al contrario de los países seguros vialmente donde se respeta absolutamente la prioridad del peatón", indica Alberto Silveira, presidente de Luchemos por la Vida Asociación Civil en una columna, donde también comenta la propuesta de reducir la velocidad a 30 km/h en todas las calles del país, impulsada en conjunto con Madres del Dolor.