Según el análisis de los datos oficiales, dos de cada tres pacientes de terapia intensiva con coronavirus (Covid-19) llegaron a la internación sin diagnóstico de la enfermedad, lo que podría ser causado, entre otros factores, por una posible subestimación de los síntomas por parte de las personas afectadas.

El investigador del Conicet Rodrigo Quiroga analizó, según los datos del Ministerio de Salud, los días transcurridos entre la internación en la Unidad de Cuidados Intensivos y el hisopado. "De los 878 pacientes que habían requerido cuidados intensivos y había registro de cuándo los hisoparon, dos de cada tres fueron diagnosticados el día que ingresaron a terapia o después", contó a la agencia Télam.

"Vimos que 279 personas en terapia intensiva fueron hisopadas el mismo día que ingresaron a terapia, 203 el día posterior, y unas 54 dos días después", detalló.

Según este cuadro, de los que fueron diagnosticados anteriormente, 67 pacientes fueron diagnosticados un día antes de ingresar a terapia intensiva; 45, dos días antes; 49, tres días antes; 36, cuatro días antes; 24, cinco días antes; 19, seis días; 13, siete día; 10, ocho días; 15, nueve días y 7 diez días.

Para Quiroga, que es uno de los especialistas que viene analizando los datos desde que comenzó la pandemia, la lectura de esta situación puede deberse a múltiples factores.

"Por un lado, que la gente no consulta porque subestima los síntomas o bien porque no quiere que lo internen o aíslen, entonces sólo buscan atención médica cuando se sienten muy mal; por el otro, hay casos en los que el sistema de salud no está testeando si la persona no presenta fiebre, ignorando la definición de caso sospechoso del Ministerio de Salud de Nación", sostuvo.

Por su parte, la docente e investigadora Soledad Retamar, que analizó junto a Quiroga los datos y coincide en la estadística, también advirtió que "hay diferentes lecturas posibles de estos números".

"En principio, solo una de cada tres personas que llega a terapia intensiva es detectada previamente; e incluso encontramos personas que tiene registrado que se les hizo el hisopado hasta diez días después de la internación", describió Retamar.

Y continuó: "También podemos pensar que cuando la persona llega a la consulta tiene muy avanzada la enfermedad; o podríamos deducir que hay personas que se infectaron en terapia intensiva, pero para esta última hipótesis no hay ninguna herramienta que nos permita evaluarlo".

En tanto, Martín Hojman, médico infectólogo del Hospital General de Agudos "Bernardino Rivadavia", integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SAI), señaló a Télam que no tiene la percepción de que sean muchos los pacientes con Covid-19 estén llegando en una fase tan grave de la enfermedad.

Se establecieron muchos centros para preparar el país para el pico de transmisiones

Aunque sí alertó que "estamos viendo que las personas soslayan los síntomas y es hay que remarcar que ante la falta de olfato, gusto, dolor de garganta, sensación de falta de aire, ya sea con o sin fiebre, es importante consultar".

"A pesar de que aún no tengamos un tratamiento específico, hay formas de ir mejorando los síntomas y siempre es preferible que la persona esté atendida en un centro de salud para prevenir complicaciones que podrían haberse evitado", sostuvo Hojman.

En referencia a la detección de casos, Quiroga insistió con la necesidad de "mejorar la sensibilidad de los testeos, así como de hacer un rastreo y aislamiento de contactos ante casos sospechosos o positivos".

Terapia intensiva en Argentina

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, reveló que sólo el 3,4% de las 11.500 camas de terapia intensiva disponibles en los sistemas públicos y privados de salud están ocupadas por pacientes graves de coronavirus. Por lo tanto, el 50% de las camas de terapia intensiva de toda la Argentina están vacías.

La otra mitad está ocupada por pacientes con diversas patologías, pero no mayoritariamente con personas que contrajeron coronavirus, que ascienden a 393.

Este martes a la mañana, el Ministerio de Salud porteño reportó que hay 179 pacientes con Covid-19 internados en terapia intensiva en el sector público. En la Ciudad de Buenos Aires, hay 400 camas de terapia intensiva en hospitales públicos y 1600 en centros de salud privados, y la ocupación ronda el 50%.

La cartera sanitaria bonaerense informó este lunes que en sus municipios que conforman el AMBA, 250 personas con coronavirus positivo se encuentran con cuidados intensivo (tanto sector público como privado) y tienen otros 151 casos sospechosos.

Síntomas del coronavirus

El Ministerio de Salud define como casos sospechoso a toda persona que presente dos o más de los siguientes síntomas:

  • fiebre (37.5°C o más),
  • tos 
  • odinofagia (dolor de garganta al tragar alimentos)
  • dificultad respiratoria
  • anosmia/disgeusia (falta de olfato o gusto) de reciente aparición

Además, tiene en cuenta si la persona reside en zonas de transmisión comunitaria, es personal de salud, de tarea esencial o institución cerrada.