El Banco Mundial aprobó un crédito de USD265 millones que tiene como principal objetivo seguir avanzando en el saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo a través de obras de infraestructura que fortalecerán el Sistema Riachuelo, las obras del parque curtidor de Lanús y de su planta de tratamiento de efluentes líquidos, así como también las obras de ampliación de la red de agua y cloacas en la Villa 21-24.

"Es muy importante este respaldo que da el banco para avanzar en obras clave para el saneamiento del Riachuelo", destacó Daniel Larrache, director ejecutivo de Acumar y coordinador general de la unidad ejecutora del préstamo.

El directivo agregó que "lo prioritario será avanzar con el lote 2 del Sistema Riachuelo, esto es la planta de tratamiento de Dock Sud, pero también avanzaremos en el PIC y en la planta de tratamiento de de efluentes industriales ubicada en Lanús".

Este financiamiento permitirá concluir las obras de ampliación del sistema cloacal en el área metropolitana, conocido como Sistema Riachuelo, que una vez que se encuentre operativo, permitirá incorporar a 1,5 millón de habitantes a la red y mejorar la prestación del servicio a más de 4,3 millones de personas.

Una megaobra

El Sistema Riachuelo es una megaobra de infraestructura sanitaria que lleva adelante Aysa y que se reactivó a fines de 2019, alcanzando hoy un avance global de más del 70%.

Al respecto, la presidenta de la empresa estatal de saneamiento, Malena Galmarini, destacó que esta "es una obra de infraestructura única en el mundo, por el tamaño de la construcción y por el número de usuarias y usuarios que beneficiará. Va a mejorar no solo la capacidad de transporte de los líquidos cloacales y la calidad del servicio sino también el saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo gracias al tratamiento de los efluentes".

Este financiamiento adicional permitirá concluir la planta de pretratamiento Riachuelo, ubicada en Dock Sud, que tratará los líquidos provenientes del Colector Margen Izquierda, antes de su disposición final en el Río de la Plata a través de un emisario subacuático de 12 kilómetros de extensión.

A su vez, se espera avanzar con la ampliación de las redes de agua y cloaca en la Villa 21-24 y con la reducción de la contaminación industrial, ya que parte de este crédito será utilizado para acelerar las obras del parque industrial curtidor y de la planta de tratamiento de líquidos industriales de Lanús, en donde se radicarán pequeñas y medianas curtiembres de la cuenca para producir de manera amigable con el ambiente.

Desde el 2009, el Banco Mundial financia el proyecto para el desarrollo sustentable de la cuenca Matanza Riachuelo, por el cual otorgó tres préstamos por un total de USD1.227 millones destinados a la mejora, el saneamiento, el control industrial, la planificación territorial y el manejo de inundaciones en la cuenca.

Este es el segundo financiamiento adicional al proyecto y se trata de un préstamo de margen variable, reembolsable en 32 años con un período de gracia de siete años.