El Gobierno bonaerense oficializó el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo, que rige para abortos en casos de violación, peligro para la salud o riesgo de muerte de la persona gestante. La medida "institucionaliza una decisión política", según consideró la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz.

"La adopción de esta política sanitaria se propone guiar y acompañar el trabajo de las instituciones y de los equipos de salud con lineamientos unificados, claros y actualizados por medio de instancias de capacitación permanente y el aseguramiento de todos los insumos necesarios", sostiene la resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial provincial.

Además, apunta a "coordinar acciones con los gobiernos municipales, el Instituto de Obra Médico Asistencial, las obras sociales, el subsector privado, asociaciones de profesionales y organizaciones sociales que vienen trabajando en la atención de personas en situación de interrupción legal del embarazo".

Díaz remarcó que "es un paso importante porque institucionaliza una decisión política",  y destacó en declaraciones a El Destape Radio que también se avanzará en profundizar la enseñanza de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas.

"La ESI va a volver a ser una política importantísima en el trabajo de la educación. Es la única política de prevención de violencia", explicó la funcionaria provincial.

El protocolo actualizado para la ILE a nivel nacional había sido publicado en el Boletín Oficial el 22 de noviembre del 2019 por decisión del exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein, pocos días antes de que finalice la gestión de Cambiemos. Sin embargo, al día siguiente fue vetado por el expresidente Mauricio Macri, debido a presiones políticas de cierto sector del gobierno anterior que estaba en contra de la actualización.

Con la asunción del actual mandatario Alberto Fernández y la designación de Ginés González García al frente del restaurado Ministerio de Salud, se dio marcha atrás con la decisión de Macri y volvió a implementarse el protocolo actualizado por Rubinstein.

Hace menos de una semana, Estela Díaz y el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, adelantaron la adhesión del gobierno bonaerense a la resolución nacional. “Con las herramientas legales que den certeza a los equipos de salud, mucha gente podrá empezar a perder temores y participar del acceso a este derecho de forma rutinaria”, planteó en ese momento Gollán.