Después de 45 años sin servicio de trenes, hoy la ciudad santafesina de Cañada de Gómez volvió a festejar. En la Estación llegó, a las 12:45, el tren metropolitano Rosario-Cañada de Gómez y fue recibido por una multitud, que realizó una emotiva y festiva ceremonia para celebrar la llegada del ferrocarril junto al presidente Alberto Fernández y el flamante ministro de Economía, Sergio Massa.

"Acá todos estamos relacionados con el tren y para nosotros es muy importante, es la forma en que se fundó nuestra ciudad", comentó una vecina emocionada, y destacó que "la presencia de un Presidente por acá tampoco es cosa de todos los días".

Cuarenta y cinco minutos después del mediodía, un convoy integrado por una locomotora y seis coches arribó a la Estación a la que alguna vez también llegó la histórica Eva Duarte de Perón. En sus butacas estaba el presidente Alberto Fernández, junto a autoridades nacionales y provinciales, que luego dio un discurso.

El recibimiento junto a las vías, a la altura de la histórica estación ferroviaria fue multitudinario con cientos de vecinos de la localidad y alrededores agitando banderines con los colores de la bandera nacional.

La llegada del tren Rosario-Cañada de Gómez

La intendenta de Cañada de Gómez, Stella Mari Clerici, contó que en esa localidad "llegó a haber, cuando tenía diez mil habitantes, mil empleados ferroviarios y otros mil vinculados directa o indirectamente" con ese servicio de transporte. "Acá todos somos parientes, amigos o vecinos de algún ferroviario o ex ferroviario", señaló.

Tras los saludos protocolares, el acto avanzó con un valet de danzas folclóricas que dieron paso a un video institucional que destacó la inversión nacional para renovar las vías que ascendió a los mil millones de pesos; y cerró con la interpretación en clave tanguera del Himno Nacional, interpretado por la Orquesta Municipal de Tango con dos bandoneones, piano, voz y contrabajo.

Cientos de personas festejaron la llegada del tren a Cañada de Gómez

Cuando el Presidente tomó la palabra para cerrar el acto inaugural, valoró la "hermosa" recepción de los cañadenses y pidió un fuerte aplauso para los músicos.

"No había escuchado nunca una versión tanguera de nuestro himno y de verdad sonó muy lindo", dijo Fernández como preludio de su discurso.

Como corolario y con un gesto de agradecimiento para el presidente la Orquesta dirigida por Cristian Gustafsson volvió a sonar, esta vez con el clásico del tango "Por una cabeza", compuesto por Carlos Gardel, otra de las personalidades históricas que visitaron la localidad gracias al desarrollo del tren.