Más de tres cuartas partes de las personas hospitalizadas por coronavirus (Covid-19), siguen sufriendo al menos un síntoma seis meses después de caer enfermos, según un estudio publicado este sábado. Se continuará investigando sobre los efectos persistentes del coronavirus en pacientes no graves. 

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

Varios estudios a nivel mundial, mostraron que la fatiga o la debilidad muscular son los síntomas más frecuentes en los pacientes que sufrieron de coronavirus. Otras personas mostraron sufrir trastornos del sueño, ansiedad o depresión, según indicó el estudio publicado en la revista The Lancet. 

Los estudios demostraron que más de 1.000 pacientes de la ciudad china de Wuhan mostraron estos síntomas. 

Por otra parte, las personas que fueron hospitalizadas, tras recibir el alta mostraron tener dificultades renales. 

Los pacientes que se encontraban más graves en los hospitales, presentaban con mayor frecuencia alteraciones en la función pulmonar y anomalías en las tomografías del tórax. 

Por su parte, el profesor Bin Cao, del centro nacional de medicina respiratoria comentó que "como el Covid-19 es una enfermedad nueva, estamos empezando a comprender algunos de sus efectos a largo plazo sobre la salud de los pacientes". 

El trabajo realizado por lo expertos, destaca la necesidad de atención médica tras recibir el alta, especialmente para pacientes que tuvieron infecciones graves.

"Nuestro trabajo también destaca la importancia de realizar estudios de seguimiento más prolongados en poblaciones más grandes para compbrender el espectro completo de efectos que la Covid-19 puede ocasionar a las personas", agregó.

¿Qué dice la OMS sobre el coronavirus?

Según la Organización Mundial de la Salud ( OMS), el virus  presenta un riesgo de efectos graves persistentes en algunas personas, incluso jóvenes sanos que no han sido hospitalizados.

En Wuhan , China, el hospital Jin Yin-tan realizó un estudio entre enero y mayo de 2020, en el que abarcó a 1.733 pacientes con Covid-19, con un promedio de 57 años, dados de alta en el hospital. 

Las personas se sometieron a un examen médico entre junio y setiembre y respondieron a un cuestionario sobre sus síntomas y calidad de vida. También se realizaron pruebas de laboratorio.

Según detalló el estudio, el  76% de los pacientes que participaron en el seguimiento (1.265 de 1.655) dijeron que seguían teniendo síntomas.

El 63% de ellos se quejó de fatiga o debilidad muscular, mientras que el 26% tuvo problemas para dormir.

El mismo estudio, incluyó a 94 pacientes cuyos niveles de anticuerpos en sangre se registraron por el punto álgido de la infección. Seis meses más tarde, los médicos observaron que los niveles de anticuerpos neutralizantes contra el virus había disminuido a más de la mitad. 

Por su parte, Monica Cortinovis, Norberto Perico y Giuseppe Remuzzi, del Instituto Mario Negri de investigación farmacológica (Italia), subrayaron  la incertidumbre sobre las consecuencias a largo plazo de la pandemia en la salud, en un comentario publicado en The Lancet.

Por otra parte, la investigación multidisciplinar a un largo plazo, como la que fue realizada en Estados Unidos y el Reino Unido, podrían y debería ayudar a mejorar la comprensión y desarrollar terapias para "atenuar las consecuencias a largo plazo del Covid-19 en varios órganos y tejidos", señalan.