Un grupo de investigadores de Estados Unidos aseguró que ante la llegada de Ómicron, variante mucho más contagiosa que Delta, es muy probable que surjan otras variantes del coronavirus más peligrosas a nivel mundial.

Tal es así que el epidemiólogo de la Universidad de Boston, Leonardo Martínez, detalló que la velocidad de propagación de Ómicron puede generar una mutación en diversas variantes. Esto podría causar que las vacunas actuales no tengan efecto.

"Cuanto más rápido se propague Ómicron, más oportunidades hay para la mutación, lo que podría conducir a más variantes", afirmó en diálogo con Associated Press (AP). Sumado a las declaraciones de Martínez, el especialista Juan José Badiola confirmó que los síntomas de la variante sudafricana del Covid-19 se presentan antes de lo imaginado.

Por otro lado, Stuart Campbell Ray, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Johns Hopkins, remarcó que una variante puede replicarse, siempre y cuando quien tenga el virus desarrolle síntomas leves y, al interactuar con otros, después presente síntomas graves de la enfermedad. Además, aseguró que no existen pruebas que demuestren que con el paso del tiempo el virus puede perder letalidad.

Por lo tanto, ante esta situación sanitaria próxima a continuar en el futuro, Campbell Ray dijo que las nuevas mutaciones que aparezcan pueden afectar incluso a los animales. A su vez, no descarta que surjan infecciones, combinadas con características de Delta y Ómicron.

El doctor del Centro de Investigación de Salud Global del Hospital St. Michael, Prabhat Jha, profundizó en la cuestión y remarcó que en el mundo la tasa de vacunación es baja, por lo que es posible que surjan nuevas mutaciones.

Louis Mansky, director del Instituto de Virología Molecular de la Universidad de Minnesota, se mostró de acuerdo sobre los dichos de Jha. Mansky cree que "el virus todavía tiene el control de lo que está pasando", ya que muchos no han sido vacunados.