Las autoridades de la provincia de Formosa anunciaron que dispondrán una nueva sanción contra aquellas personas que propaguen el coronavirus sin respetar los protocolos.

Este martes,  la empresa distribuidora de energía eléctrica informó a los formoseños que les cortará la luz a los clientes en cuyos domicilios organizan fiestas clandestinas. La prestadora, que está bajo la órbita del gobierno provincial de Gildo Insfrán, emitió un comunicado oficial en el que detalla que se interrumpirá el suministro a aquellos usuarios que organicen tanto reuniones como fiestas privadas en domicilios particulares.

La resolución oficial la emitió Benjamín Villalba, gerente de recursos y energía de la sociedad anónima (REFSA). Según detalla el documento,  frente a cada infracción,  la policía de Formosa realizará una intervención y registrará los datos personales de todas las personas que asistan a los festejos no autorizados.

Durante el último fin de semana,  la policía formoseña desarticuló 24 fiestas clandestinas.  El festejo más grande contaba con la presencia de 250 personas y en otra había un total de 100. 

Ante estos registros, el ministro de gobierno Jorge González señaló junto al Consejo de Atención a la Emergencia Covid-19 que estos comportamientos representan “un gravísimo riesgo sanitario que pone en peligro a toda la población”. 

Asimismo, González señaló que “los organismos intervinientes en estos procedimientos adoptarán todas las medidas necesarias para hacer cesar estos eventos, además de la aplicación de las sanciones que correspondan”.