El líder de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, arribó al país esposado y custodiado por la Interpol durante la madrugada de este martes desde la República Dominicana, en donde fue detenido hace unos días por orden de captura internacional. En medio del escándalo, el hombre es investigado por sospecha de estafa y asociación ilícita

Luego de casi tres meses en fuga, el imputado viajó en un asiento de clase económica con dos agentes de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento de la Interpol de la Policía Federal. Según imágenes difundidas, vistió la misma camisa con la que se lo vio al momento de su detención. 

Después de 12 horas de vuelo en el avión que despegó a las 12:50 desde Punta Cana, Cositorto llegó al Aeropuerto Ministro Pistarini, en Ezeiza, alrededor de las 0.10 horas. Hizo escala en Bogotá, y a las 15.30 hora local hizo el embarque para terminar de regresar a Buenos Aires. 

Al mismo tiempo que viajaba para la Argentina, el Departamento Investigaciones Antimafia de la Policía Federal allanó por orden de la fiscal federal Juliana Companys —quien pidió la captura internacional del acusado—, varios domicilios en las localidades de Belgrano y Núñez, en donde se incautó documentación y 565.000 dólares. 

La causa Generación Zoe

Después de haberse entregado el número dos de Generación Zoe, Maximiliano Batista, sólo queda prófugo un implicado dentro de la causa que ya lleva a 19 personas detenidas por estafa. Es el exjuez Héctor Yrimia, que operó como el arquitecto legal de la firma operada por Cositorto. 

“Cositorto fue detenido en República Dominicana por personal de Interpol y de la policía de ese país. Estaba alojado en un hotel. Había ingresado ilegalmente en República Dominicana. Se trabaja para que las autoridades argentinas autoricen su traslado a Argentina”, explicó un comunicado del Ministerio Público Fiscal de Córdoba al momento de la detención oficial.  

Cositorto al momento de su detención en República Dominicana

Como Cositorto ingresó a República Dominicana de manera ilegal, el trámite de regreso se resolvió con uno administrativo migratorio de deportación. Ahora, el detenido estará un par de horas en la sede que la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento de la Interpol de la Policía Federal tiene en la calle Cavia al 3300 en CABA. 

Luego, será trasladado a la provincia de Córdoba, en donde lo espera la fiscal Juliana Companys para comenzar con el pro eso judicial que nació a raíz de los esquemas piramidales que difundían desde Generación Zoe.