Greta Thunberg, la adolescente sueca de 16 años que decidió faltar al colegio en agosto de 2018 para protestar todos los viernes frente al Parlamento sueco y exigir medidas contra la cambio climático, es una de las caras más importantes de la lucha contra la degradación del planeta.

La joven lideró el viernes una huelga mundial con epicentro en Nueva York y actividades en 156 países, y participa de la Cumbre sobre la Acción Climática que, convocada por Naciones Unidas, reúne desde hoy a representantes de todo el mundo de todo el mundo en esa ciudad de los Estados Unidos.

En su perfil de Twitter, se define como una "activista ambiental con asperger", síndrome del espectro autista que le fue diagnosticado a los 12 años y que para ella es una fortaleza. "El asperger me hace pensar y ver las cosas fuera del marco tradicional. Y no me creo mentiras fácilmente, puedo ver a través de las mentiras", dijo recientemente a la BBC.

Su interés por el medio ambiente comenzó a los 8 años, cuando en la escuela un maestro dijo que había que "ahorrar papel y apagar las luces", contó la joven.

Desde entonces no come carne ni toma leche y dejó de comprar cosas a menos que sean "absolutamente necesarias". Sus padres, una cantante lírica y un actor y productor, siguieron su ejemplo e imitaron sus conductas favorables al medio ambiente.

En agosto de 2018 decidió comenzar a faltar al colegio todos los viernes y sentarse con una pancarta escrita a mano con la frase "Huelga escolar por el clima" frente al Parlamento sueco en Estocolmo.

Lo que inició como una protesta en solitario se convirtió en un movimiento global llamado "Viernes por el futuro" (Fridays for future) del que participan más de un millón de niños y adolescentes, que también hicieron huelgas por el cambio climático en más de 100 países los pasados 15 de marzo y 24 de mayo.

Los medios internacionales mencionan su nombre entre los posibles candidatos a Premio Nobel de la Paz 2019 y en enero pasado habló frente a los líderes del planeta que se reunieron en el Foro Económico Mundial en Davos.

Para viajar desde Suecia a Nueva York, donde a partir de hoy las Naciones Unidas celebran la "Acción Climática", la adolescente cruzó el Atlántico en el velero "Malizia II" que, construido para participar en carreras de alta velocidad, genera su propia energía sin necesidad de combustibles fósiles.

En el evento de hoy en EE.UU: se reconocerá quiénes son los que verdaderamente están asumiendo el liderazgo para salvar el planeta. Acciones significativas y ambiciosas para acelerar la transición del carbón a las energías limpias, proteger la naturaleza, y encontrar alternativas verdes de transporte serán presentadas en la histórica Cumbre convocada por el Secretario General de Naciones Unidas. Greta participa junto a otros 100 jóvenes líderes