La colaboración con causas vinculadas a la niñez más vulnerable, el cáncer y la discapacidad forman parte del "mes del legado solidario", una iniciativa que impulsan en septiembre Cáritas, Unicef y Amia junto a otras fundaciones para crear conciencia sobre la importancia de donar mediante testamentos.

La campaña busca ayuda para que 246 chicos de la localidad de Añatuya, en Santiago del Estero, reciban una nutrición adecuada; que 516 adultos mayores de una fundación reciban un plato de comida todos los días; abastecer de equipamientos científicos a una línea de investigación de desarrollo sobre una vacuna contra el cáncer; o que niños y niñas de zonas rurales accedan a educación de calidad, entre otros casos.

"Tengo 65 años y hace cinco que decidí legar a Cáritas Argentina. No tengo herederos directos u obligatorios, por eso cuando cumplí 60 decidí hacer testamento a favor de Cáritas Nacional dejándole mis propiedades inmuebles", contó a Télam Mariangeles Lorenzo, de Córdoba, una de las participantes de esta iniciativa.

Así como Mariangeles, Adriana María Alberton eligió la Obra Don Orione para hacer un testamento a su favor. "Desde chica conozco su trabajo y siempre me impresionó mucho el amor y la entrega que le dan a cada uno de los que viven allí", señaló. "Y me siento feliz, ya que el día que no esté aquí, todo mi esfuerzo y mi trabajo a lo largo de mi vida serán de utilidad para que una obra tan hermosa siga dando tanto amor", señaló.

Bajo el lema "Que tu solidaridad trascienda", 11 fundaciones y asociaciones civiles celebran en septiembre el "mes del legado solidario", una iniciativa que busca generar conciencia sobre la facilidad que tiene que realizar un testamento y la importancia que reviste como forma de donación a organizaciones sin fines de lucro.

"Esta es una iniciativa que en distintas partes del mundo, como España, Inglaterra y Holanda, se viene implementando hace varios años", contó a Télam Martín Gimenez Rébora, gerente de Movilización de Recursos de Unicef Argentina.

En Argentina se realizó por primera vez en 2017, a raíz de la unión de cuatro de las organizaciones que hoy llevan adelante esta campaña: Unicef, Caritas, Sales y Don Orione. "Este año somos 11 organizaciones, la campaña durará un mes y esperamos un aumento considerable en los resultados", destacó Giménez Rébora sobre la incorporación de Aldeas Infantiles, Jabad Lubavitch y Techo.

Entre las dudas que surgen, la gerente de Unicef citó que "muchas personas no saben que en su testamento pueden incluir a una organización social" y la campaña tiene que ver con aclarar esas inquietudes.

El Código Civil argentino hace posible donar tanto bienes inmuebles, como vehículos, instrumentos financieros y/o depósitos en entidades bancarias.

Si existen herederos forzosos, sólo se puede destinar a organizaciones sociales hasta un tercio de los bienes, e indicaron que un testamento se puede modificar o revocar en cualquier momento. Las organizaciones participantes estiman que solo el 0,3 por ciento de los testamentos realizados contempló un legado solidario.