En la mayoría de las empresas la tecnología juega un papel fundamental. Tal es así, que muchas veces se cree que terminará reemplazando el trabajo de los humanos. Sin embargo, algunas compañías están trabajando para devolver el protagonismo a las personas. Se trata de un nuevo modelo que integra las disciplinas de Recursos Humanos y Comunicaciones, que tiene como objetivo volver a las raíces básicas de comunicación e interacción social, de persona a persona. Se enfoca en que las empresas se pongan en los zapatos de sus clientes y de sus empleados, orientándose a los atributos individuales de cada uno, para mirarlos desde un costado más humano.

Human 2 Human

Dentro del mundo IT, si bien puede llegar a ser más complicada su implementación debido a la importancia que tienen los procesos tecnológicos, se debe realizar una gestión de negocio orientada en dos aspectos: cumplir los objetivos y cuidar a las personas que ayudan a la compañía a cumplirlos.

"Esta tendencia debe incorporarse en toda estrategia de management, para que la organización tenga más posibilidades de lograr el éxito. Debemos conocer bien a las personas con las que trabajamos, entenderlos y ofrecer un balance entre lo profesional y personal, para lograr una integración armoniosa entre ambos aspectos". Indicó Magdalena Fernández dePeón, Head de Recursos Humanos de GlobalLogic Latam."

Algunos tips que se pueden tener en cuenta para poner en funcionamiento la tendencia H2H dentro de la compañía, son:

  • Estimular el aprendizaje de los colaboradores, incentivándolos a trabajar con nuevas herramientas.
  • Mediante capacitaciones, brindar valor agregado a todos los integrantes de las distintas unidades. Esto permitirá que estén comprometidos y alineados a los objetivos e intereses de la compañía, dejando de lado la individualidad y competencia.
  • Reconocer los éxitos y logros del equipo de manera constante para lograr que las personas se sientan seguras con sus tareas.
  • En cuanto a los mandos medios, importa la capacidad de anticiparse a las necesidades y a las expectativas del equipo, potenciando las aptitudes y motivando el crecimiento de cada individuo.
  • Para una integración entre la vida personal y laboral, es clave buscar la flexibilidad en todos los aspectos de la rutina diaria.
  • De cara a los clientes, es importante identificar los procesos que consideran complejos y lograr simplificarlos, para evitar trabas que puedan afectar al negocio. Esto se lleva a cabo mediante la empatía, aceptando errores y aprendiendo de ellos, entendiendo sus metas como propias.