Este miércoles los casos por transmisión comunitaria se convirtieron en los que representan el mayor porcentaje del total de casos acumulados con coronavirus (Covid-19) en el país. Este tipo de transmisión, que significa que no se puede determinar cómo se infectó la persona, alcanzó en el reporte de este martes la cifra de 13.602 casos.

De esta manera, constituye 262 registros más que los acumulados por contacto estrecho con una persona infectada y por conglomerado que fue de 13.340, en tanto todavía hay 6.187 casos en investigación.

Este tipo de transmisión "significa que nunca sabemos quién es una persona asintomática o presintomática portadora del virus", precisó el infectólogo Tomás Orduna, que forma parte del Comité que asesora al Gobierno nacional.

Carla Vizzotti comunica el reporte diario

El porcentaje visto en la noche de este martes se sostuvo en el reporte matutino de este miércoles: "Del total de casos, 3% habían tenido antecedente de viaje; el 39,1% fue por contacto estrecho y el 39,8% por transmisión comunitaria", informó la secretaria de Acceso a la Salud de Nación, Carla Vizzotti.

Las especialistas aclararon que esto "no impide seguir trabajando en el seguimiento de los contactos estrechos, quienes además pidieron el "esfuerzo de todos" para cumplir con el distanciamiento y el aislamiento social.

Dónde se da la transmisión comunitaria

Carla Vizzotti detaló los lugares donde este tipo de contagio es más común:

  • Ciudad de Buenos Aires
  • los partidos que conforman el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)
  • en Chaco: en las localidades de Resistencia, Barranqueras, Fontana, Puerto Vilelas
  • en Córdoba: en la capital
  • en Río Negro: en Bariloche, Cipolletti y General Roca
  • en Chubut: en la ciudad de Trelew.

Además, el infectólogo Omar Sued recalcó a Télam que "es muy importante bajar la transmisión comunitaria". Para lograrlo, consignó que se debe identificar a todos los contactos de 48 horas previas de un caso positivo, registrarlos y ponerlos en aislamiento.

Luego "seguir así hasta llegar a la mayor cantidad de personas posibles que sepamos que fueron la causa de contagio".

Sued aseguró que "hasta lo que sabemos hoy, el virus tiene una fase de transmisión corta, de una semana a 10 días desde que se empieza con síntomas, entonces si hay muchos casos de transmisión comunitaria lo más lógico sería cerrar esa área geográfica".

El infectólogo describió que "esto se hizo, por ejemplo, en Jujuy, que tuvo dos casos de transmisión comunitaria y entonces volvió a fase 1; o en Resistencia, Chaco" e indicó que "en los casos donde la transmisión comunitaria es muy alta, quizás se podría poner medidas restrictivas durante una semana para hacer que toda la gente infectada se cure y los siguientes casos que aparezcan estén ligados a casos positivos que es más fácil de detectar y aislar".

La cuarentena como freno del Covid-19

El investigador de Conicet, Jorge Aliaga, sostuvo que "la transmisión comunitaria es un indicador de que el virus está circulando, pero no hay que asociar eso con que no se puede frenar". "Si una persona da positivo en la prueba, puede no saberse de quién se contagio, pero sí se puede hacer un rastreo de con quién estuvo para identificar y aislar a los contactos que es lo relevante para frenar la epidemia", resaltó.

En tanto, el infectólogo Tomás Orduna sostuvo en diálogo con Télam que el contagio comunitario está relacionado con "un relajamiento en el distanciamiento social" y agregó que todo lo que se logró hasta ahora "requiere mucho esfuerzo de todos" para lograr "conciencia y no discutir cuarentena sí, cuarentena no".

Agregó que esta situación "está marcando la necesidad de cumplir a rajatabla con el aislamiento y el distanciamiento social que son una serie de prácticas que van a quedar en nosotros y en el mundo por mucho tiempo".

La flexibilización del aislamiento

Orduna manifestó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) no se está pensando en volver hacia atrás con la flexibilización del aislamiento pero "es imposible pensar en ir hacia adelante".

El infectólogo Eduardo López, coincidió en que "hay una cuarentena imperfecta" y que la "gente se está cuidando menos". "Esto está revelando que el virus está en lugares donde puede haber más casos como en ambientes cerrados o reuniones", dijo y añadió que "es lo que se esperaba".

En el mismo sentido que Orduna, López expresó que en el AMBA "hay que ver la evolución de los próximos 10 días y mirar cómo están los números, aunque no me imagino ir hacia adelante", en referencia a avanzar de fase en esa región.

Hace unos días, cientos de runners salieron a ejercitar tras la flexibilización

Gabriela Piovano, infectóloga del Hospital Muñiz, sostuvo que el contagio comunitario "refleja lo que se originó hace un par de semanas en la Ciudad de Buenos Aires" cuando se flexibilizó el aislamiento con el permiso para los paseos o la apertura de negocios.

"Se quintuplicaron los casos desde hace 15 días en la Ciudad", sostuvo y agregó que "estamos viendo un aumento en la ocupación de camas de un 25% a más del 60% en algunos lugares". Señaló que "la gente va a tener que volver para atrás" y advirtió que la "mortalidad va a subir si colapsa el sistema sanitario"."Esto se podría haber evitado", criticó.

En relación al aumento de casos, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió este miércoles que "si la sociedad no puede hacer el esfuerzo y el AMBA toma una velocidad superior" de contagios, tendrán "que pedirle a la ciudadanía un mayor esfuerzo para bajar bruscamente la curva".

En este aspecto, la Directora Nacional de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte, recordó esta mañana en el reporte del Ministerio que "toda persona que estuvo con alguien que dio positivo en la prueba por más de 15 minutos y a menos de dos metros" se considera contacto estrecho y debe estar en cuarentena durante 14 días para descartar que no se haya infectado.